Internacionales

Impactan en Paraguay acuerdos de Mercosur y Unasur

El presidente Federico Franco declaró su satisfacción por la separación de Mercosur en un intento por amortiguar el golpe recibido

Federico Franco
El presidente Federico Franco declaró su satisfacción por la separación de Mercosur. | Internet

Redacción Central |

El presidente Federico Franco declaró su satisfacción por la separación de Mercosur en un intento por amortiguar el golpe recibido

La sociedad paraguaya sufrió un fuerte impacto tras los acuerdos adoptados por el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) a pesar de que las reacciones oficiales son de tratar de minimizarlos.

El presidente Federico Franco declaró su satisfacción por la separación de Mercosur y señaló que ahora el país estaba libre del tutelaje de sus dos grandes vecinos Argentina y Brasil.

Las palabras de Franco intentan amortiguar políticamente el golpe recibido y tratar de evitar el temor en los intereses económicos que lo respaldan, pero conocen muy bien el significado de las relaciones paraguayas con los dos países mencionados.

Si bien las dos organizaciones evitaron aprobar duras sanciones de tipo económico para evitar dañar a la población, no escapa al análisis el aislamiento político diplomático que significan y su peso precisamente en los vínculos incluso comerciales con otros Estados.

En el caso de Argentina, los pagos recibidos por Paraguay por la administración conjunta con Buenos Aires de la hidroeléctrica Yaciretá son significativos, al igual que el suministro de casi el ciento por ciento de gas licuado y de una gama de artículos de alta demanda aquí.

La presencia en territorio argentino de centenares de miles de paraguayos llegados en busca de empleo es otro asunto con un peso específico en las relaciones bilaterales, al igual que es indispensable para Paraguay el tránsito de sus exportaciones por Argentina.

Al hablar de Brasil, socio de la otra gran hidroeléctrica de Itaipú, también resulta muy grande el intercambio comercial y la influencia política y social que ejerce ese país, con su importante cantidad de inversiones en Paraguay.

Esa breve ojeada a los históricos vínculos existentes demuestra que la tesis del llamado tutelaje tiene poca fuerza a la hora de la verdad.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar