Internacionales

Tras la presidencia, Sarkozy frente a la justicia

Nuevamente un expresidente francés debe responder por supuestos negocios turbios. Es el turno de Nicolas Sarkozy.

Redacción Central |

Nuevamente un expresidente francés debe responder por supuestos negocios turbios. Es el turno de Nicolas Sarkozy.

Magali Lagrange
BBC, París

Los casos judiciales que salpican a Sarzkoy tienen que ver con financiamientos dudosos.

A partir de este 15 de junio a las doce de la noche, Nicolas Sarkozy, quien había prometido a los franceses una “República irreprochable” durante su campaña de 2007, podría verse convocado por varios jueces que están investigando casos en los que su nombre está involucrado.

Tras su derrota frente al socialista François Hollande en las elecciones, Sarkozy dejó la presidencia el 15 de mayo. Un mes después, el expresidente deja de tener derecho a la inmunidad que protege a todos los jefes de Estado franceses durante su mandato.

El riesgo para él es verse expuesto a una inculpación.

“Pero todavía estamos lejos de esta hipótesis. Primero lo van a interrogar, y luego decidirán si lo inculpan o no, dependiendo de las pruebas que tengan”, explicó el periodista de investigación Gérard Davet, autor del libro Sarko m’a tuer (Sarko me mató).

“Para resumir, digamos que sabemos que ronda la sombra de Nicolas Sarkozy en estos casos, pero todavía no han encontrado su cuerpo”, analizó.
BBC Mundo detalla los casos judiciales.

Caso Bettencourt

El caso conocido como Bettencourt –el apellido de la mujer más rica de Francia y principal accionista del grupo L’Oréal– se refiere al presunto financiamiento oculto de la campaña de Nicolas Sarkozy para las presidenciales de 2007. El presidente desmintió la existencia de todo tipo de irregularidad.

Según la contadora de Liliane Bettencourt, Claire Thibout, varios políticos fueron recibidos en la casa de la familia donde recogieron sobres que contenían dinero en efectivo, incluido Sarkozy.

“Para resumir, digamos que sabemos que ronda la sombra de Nicolas Sarkozy en estos casos, pero todavía no han encontrado su cuerpo”

La contadora también afirmó que, a petición de Patrice de Maistre, exgestor de la fortuna de Liliane Bettencourt, le tuvo que llevar al exministro y tesorero del partido UMP (derecha, partido de Sarkozy) Eric Woerth, 50.000 euros (US$65.000) para, según supuso, financiar la campaña del partido.

Los jueces ya empezaron a investigar. Desde marzo pasado, Patrice de Maistre está encarcelado por abuso de debilidad (una figura legal que se utiliza en los casos en que una persona se aprovecha de la debilidad de otra; en este caso, de Maistre se habría aprovechado de Liliane Bettencourt dada su avanzada edad).

“Existen sospechas muy fuertes de un financiamiento ilegal. El juez va a querer escuchar lo que tiene que decir Nicolas Sarkozy para saber si han circulado o no sobres con dinero”, explicó Davet.

“Los jueces están dispuestos a llegar hasta donde se necesite. Algunos por motivos personales, aunque no lo digan de manera abierta. Y todos para demostrar su profesionalismo”, dijo.

Caso Karachi

El segundo caso podría estar relacionado con la campaña del político Edouard Balladur para las presidenciales de 1995.

La justicia sospecha la existencia de presuntas comisiones ocultas en el marco de la venta de submarinos a Pakistán y de fragatas a Arabia Saudita en 1994. Se intuye que dichas comisiones fueron usadas para financiar la campaña de este candidato de derecha.

En esta época, Sarkozy era portavoz de la campaña y ministro de Presupuesto del gobierno. Este puesto le daba un papel clave para los contratos de armamento.

“Los jueces piensan que pudo haber participado en la creación de una empresa offshore en Luxemburgo. Pero todavía no tienen pruebas de ello”, dijo Gérard Davet.

“Los jueces están dispuestos a llegar donde se necesite”, dice el periodista Gérard Davet.

El hombre de negocios franco-libanés Ziad Takieddine ya ha sido inculpado tres veces en el caso Karachi por varios cargos incluido blanqueo de fondos vinculados con contratos de armamento.

En los últimos meses, él y diferentes personas cercanas a Sarkozy se han visto involucradas en este caso por la investigación que está llevando a cabo la justicia: entre ellas, Nicolas Bazire, padrino de Sarkozy durante su boda con Carla Bruni.

“Varias personas, incluidas algunas cercanas al presidente, ya fueron inculpadas pero aún no existen elementos concretos que demuestren su implicación directa en este caso, ni tenemos ninguna prueba de que Takieddine conocía a Sarkozy”, explicó Gérard Davet.

Este caso también llegó a América Latina. Desde hace diez años, el exconsejero de Sarkozy, Thierry Gaubert –inculpado en el caso Karachi– es dueño de una finca en Colombia. Según informaciones del portal de investigación Mediapart, pudo haber sido pagada con fondos ocultos.

Caso libio

¿Financió el gobierno libio del coronel Muamar Gadafi la campaña de Sarkozy en 2007? Es la pregunta que se hacen muchos franceses.

“Antes nadie conocía las relaciones de Sarkozy con Gadafi, eran secretas”

El año pasado, Seif al-Islam, el hijo del coronel, lanzó acusaciones en este sentido.

Y volvieron al primer plano entre las dos vueltas de las presidenciales, cuando Mediapart publicó un documento de diciembre 2006, supuestamente firmado por el exjefe de los servicios secretos exteriores libios, Moussa Koussa.

Según esta nota, el entonces gobierno libio del coronel Gadafi aceptó otorgar US$64 millones para financiar la campaña de Sarkozy.

El presidente saliente ya presentó una denuncia contra Mediapart por publicación de noticias falsas.

Por su parte, la página mantuvo su versión de los hechos y a su vez presentó una denuncia contra Sarkozy por denuncia calumniosa.

“Antes nadie conocía las relaciones de Sarkozy con Gadafi, eran secretas. Sólo se veía la punta del iceberg: cuando Sarkozy recibió al coronel en el palacio presidencial del Elíseo en 2007, y luego cuando Francia quiso lanzar la ofensiva militar en Libia”, opinó el presidente de Mediapart, Edwy Plenel, en una entrevista con BBC Mundo.

“Hoy puede que tengamos la clave de esta actitud. Por lo menos, vale la pena plantearse este problema”, concluyó.

también te puede interesar