Internacionales

Veredicto sobre terrorista noruego se dará a conocer el 24 agosto

Breivik es enjuiciado por la masacre de 69 personas en el campamento juvenil del Partido Laborista Noruego, y por la muerte de otras ocho víctimas.

Redacción Central |

Breivik es enjuiciado por la masacre de 69 personas en el campamento juvenil del Partido Laborista Noruego, y por la muerte de otras ocho víctimas.

La jueza principal Wenche Elizabeth Arntzen anunció este viernes que el veredicto sobre el caso del terrorista noruego Anders Behring Breivik, autor de los atentados del pasado 22 de julio, se dará a conocer el próximo 24 de agosto.

Breivik es enjuiciado por la masacre de 69 personas en el campamento juvenil del Partido Laborista Noruego, y por la muerte de otras ocho víctimas, tras la explosión de una bomba en el complejo gubernamental de Oslo.

El anuncio de la Corte de Oslo se hizo durante la conclusión del proceso que registró este viernes la petición de la defensa de una condena “lo más leve posible para Breivik” y la reiterada negativa de este a reconocer su culpabilidad por los hechos.

El terrorista en su intervención final volvió a negar su arrepentimiento por las matanzas: “No puedo reconocer mi culpabilidad. Invoco el principio de necesidad (que permite matar en circunstancias excepcionales) ya que he luchado por mi pueblo, mi cultura y mi país”.

Según admite el ultranacionalista xenófobo, la masacre del pasado verano fue un acto cometido para “defender a la población étnica noruega del multiculturalismo y del Islam” y en protesta contra la política de tolerancia migratoria del gobernante Partido Laborista.

Al respecto, el criminal escandinavo aseguró que “la Historia demostrará que juzgaron a un hombre que intentaba detener el Mal, que cometió una barbarie para evitar otra barbarie aún mayor”.

Mientras tanto, el abogado de Breivik, Geir Lippestad, pidió para su cliente la pena “más clemente posible”, al tiempo que solicitó sea rechazada la petición del fiscal de internamiento psiquiátrico.

En estos momentos, la Justicia noruega se debate entre sendos y contradictorios informes psiquiátricos que avalan al ultraderechista como esquizofrénico en el caso del primer estudio, en tanto un segundo reporte médico lo reconoce como cuerdo.

Por ello, el punto neurálgico del asunto se centra alrededor del estado mental del ultraderechista, pues su condena pende entre la cárcel y el manicomio, en dependencia de la versión que acepte el Tribunal.

No obstante, el extremista nórdico insiste en su estabilidad mental y reclama que sus ataques deben ser juzgados como un acto político y no como la obra de un psicópata.

De ser considerado penalmente responsable, Breivik enfrentaría una pena de 21 años de prisión, aunque de acuerdo con la legislación noruega, existe la opción de extender indefinidamente la condena de cárcel mientras el prisionero sea considerado peligroso para la sociedad.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar