Internacionales

Presidente boliviano decreta nacionalizaciones en el Día del Trabajador

Evo Morales firmó varios decretos supremos como el 1214, con el cual nacionaliza el paquete total de las acciones de la Empresa Transportadora de Electricidad El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció la nacionalización de la Empresa Transportadora de Electricidad desde el Palacio de Gobierno, donde presidió las actividades por el Día del Trabajador. El […]

Evo Morales
El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció la nacionalización de la Empresa Transportadora de Electricidad desde el Palacio de Gobierno, donde presidió las actividades por el Día del Trabajador. | Internet

Redacción Central |

Evo Morales firmó varios decretos supremos como el 1214, con el cual nacionaliza el paquete total de las acciones de la Empresa Transportadora de Electricidad

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció la nacionalización de la Empresa Transportadora de Electricidad desde el Palacio de Gobierno, donde presidió las actividades por el Día del Trabajador.

El jefe de Estado firmó varios decretos supremos como el 1214, con el cual nacionaliza el paquete total de las acciones de la compañía, en manos de capitales del grupo Red Eléctrica de España.

Morales precisó que nacionalizar la empresa, la cual era propiedad del Estado antes de su privatización, representa un justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y los servicios básicos.

Enfatizó poco después de rubricar el Decreto Supremo que “en pocos años veremos los beneficios de la nacionalización, tanto como pasó con Entel (la Empresa Nacional de Telecomunicaciones de Bolivia), cuyos beneficios quedan para el servicio del pueblo”.

Aseguró que constituye una gran alegría compartir con los obreros en el Palacio de Gobierno y recordó que los beneficios sociales siempre estarán vinculados con el Tesoro General de la Nación, en tanto recordó que “nuestra obligación es cuidar la economía del país”.

Al mismo tiempo, el presidente insistió en la necesidad de pensar primero en Bolivia, en franca alusión a aquellos sectores que piden aumentos salariales desorbitantes o se niegan a cumplir con la jornada laboral de ocho horas.

“El trabajo es lo más digno para todos los seres humanos…y quienes pensamos en la patria, en el pueblo boliviano, no pensamos en horas de trabajo”, insistió, en tanto agregó que “el tema salario será una reivindicación permanente”.

Aunque no lo mencionó por su nombre, Morales contrapuso la posición del sector de la salud pública, el cual se niega a cumplir con la jornada de ocho horas, con otros estamentos de la sociedad, los cuales trabajan más de 12 horas, muchas veces con salarios muy bajos como recompensa.

Entre estos últimos mencionó a los campesinos, a los transportistas y a aquellos que se dedican a la venta de comestibles, los cuales amanecen en sus puestos de trabajo que abandonan solo cuando es de noche y a veces muy tarde.

También insistió en el alza significativa del salario mínimo de la nación desde que comenzó su gestión en 2006 y resaltó que solo en este año será del 22.6 por ciento, con el cual se llegará a los mil bolivianos mensuales, una cifra muy superior a los poco más de 400 que encontró en 2006.

Morales recordó que, en 2006, el presidente ganaba 100 salarios mínimos, en tanto ahora solo llega a 15.

Por otra parte, opinó que no se pueden ver los beneficios a los obreros y a la población solo a través de los aumentos salariales, y recalcó que en los últimos años no se elevaron las tarifas de agua, electricidad y teléfono.

Además del documento para la nacionalización de la empresa eléctrica, el jefe de estado firmó otros tres, todos de beneficio para la población, dijo.

El Decreto Supremo 1211 establece el resarcimiento a las víctimas de la violencia política, en tanto el 1212 garantiza licencia por paternidad, de tres días con salario incluido, a aquellos trabajadores que hayan tenido un hijo.

Por último, el 1213, como se anunció desde finales de la semana anterior, establece el incremento al salario mínimo en 22.6 por ciento, siempre con la intención de que “quienes ganen menos tendrán mayores aumentos, en busca de un equilibrio salarial”.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar