Internacionales

Presidenta argentina estipula nacionalización de petrolera YPF

Cristina Fernández envió al Congreso un proyecto de ley para la expropiación del 51 por ciento de las acciones

nacionalización parcial de petrolera YPF S.A.
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, determinó este lunes la nacionalización parcial de la empresa petrolera YPF S.A. mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, el que dispone que el 51 por ciento de las acciones tendrán como titular al Estado | Internet

Redacción Central |

Cristina Fernández envió al Congreso un proyecto de ley para la expropiación del 51 por ciento de las acciones

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, determinó este lunes la nacionalización parcial de la empresa petrolera YPF S.A. mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, el que dispone que el 51 por ciento de las acciones tendrán como titular al Estado.

Al respecto, la mandataria envió al Congreso un proyecto de ley que decreta la expropiación accionarial a la empresa española Repsol S.A., con el objetivo de garantizar la soberanía hidrocarburífera del país.

Así anunció este lunes Cristina Fernández desde la Casa de Gobierno, y precisó que como interventores de YPF fueron designados el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y el secretario de Política Económica, Axel Kicilov.

Al comentar el proyecto enviado al Legislativo, la mandataria destacó que tiene “más de 50 páginas de fundamentos claros y precisos” que avalan la decisión de volver a tomar el control estatal sobre la entidad para recuperar el dominio de recursos que no sólo son estratégicos, sino vitales.

Cristina Fernández pormenorizó además detalles sobre la situación de la empresa, 17 años después que Repsol adquiriera por 13 158 millones de dólares la mayoría de las acciones.

Puntualizó que entre 2001 y 2011 las reservas se redujeron en un 50 por ciento, mientras la baja producción obligó a que el pasado año Argentina se convirtiera, por primera vez, en importador neto de gas y petróleo.

En ese sentido, puntualizó que las compras de combustibles en 2011 alcanzaron un monto de 9 397 millones de dólares, duplicando la cifra del año anterior y casi igualando el volumen del superávit comercial (10 437 millones de USD).

De proseguir esta política de vaciamiento, de no producción ni exploración, nos tornaríamos en un país inviable como consecuencia de políticas empresariales y no por falta de recursos, apuntó.

La jefa de Estado contrastó que, pese a todo esto, Repsol-YPF logró más que duplicar las ventas de 2003 a la fecha “por aumento de precios”, mientras sus utilidades netas entre 1999 y 2011 ascendieron a 16 450 millones de dólares.

En otro tramo de su discurso, precisó que “no hemos elegido un modelo de estatización, sino de recuperación de recursos” y dijo que la empresa continuará siendo una sociedad anónima que tendrá como socio comercial a la brasileña Petrobras.

De ese modo, dijo, pretendemos ayudar a que América del Sur se convierta en una región autoabastecida y recalcó que “de ahí la necesidad de incorporar a Venezuela al Mercosur, para cerrar el anillo energético”.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar