Internacionales

Gobierno sirio denuncia nuevas acciones de grupos armados

Las autoridades irrumpieron dos fábricas de explosivos en Hama y Daraa

Armas
Las autoridades sirias irrumpieron dos fábricas de explosivos en Hama y Daraa, mientras grupos armados opositores persisten en la ejecución de acciones violentas como secuestros, asesinatos y ataques en varias regiones de Siria. | Internet

Redacción Central |

Las autoridades irrumpieron dos fábricas de explosivos en Hama y Daraa

Las autoridades sirias irrumpieron dos fábricas de explosivos en Hama y Daraa, mientras grupos armados opositores persisten en la ejecución de acciones violentas como secuestros, asesinatos y ataques en varias regiones de Siria.

Estos sucesos tienen lugar al arribar a Damasco un destacamento de seis miembros del primer equipo de 30 observadores de las Naciones Unidas.

A su vez, el Ministerio de Defensa denunció docenas de vulneraciones del cese el fuego desde que el pasado 12 de abril las fuerzas armadas sirias detuvieron las operaciones.

La nota de esa dependencia, que circula este lunes, recalca que a las autoridades les asume el deber de velar por la seguridad y proteger a la población y al Estado, y actuarán para prevenir esos ataques.

Los medios nacionales de prensa difunden que fuerzas policiales allanaron un taller en el barrio de Abi al-Fidaa en la ciudad de Hama, a 209 kilómetros de Damasco, que una banda utilizaba para fabricar artefactos explosivos.

Los residentes de esa barriada escucharon una detonación y advirtieron personas extrañas por el área y alertaron a las autoridades, lo cual condujo a la operación.

También en Hama, unos elementos armados abrieron fuego y mataron a dos ciudadanos que viajaban en un auto, en tanto fue hallado el cadáver con un tiro en la cabeza de una joven mujer, quien había sido secuestrada, relata la agencia de noticias Cham Press.

Esa fuente también da cuenta que una banda armada raptó al joven de 28 años Osama Nawaf Qadour en Hama y lo mató en la localidad de al-Rastan, Homs.

Moradores en el norte de Daraa, a 101 kilómetros de la capital, también ayudaron a las fuerzas de seguridad a descubrir un escondite convertido en taller, donde se fabricaban bombas, y guardaban además de los explosivos, rifles automáticos, municiones y motocicletas robadas.

Uno de los artefactos contenía fósforos, lo cual lo hace una bomba incendiaria, arma prohibida por las convenciones internacionales, advirtieron las autoridades locales citadas por la agencia de noticias SANA.

En el poblado de Harem, provincia de Idleb, colindante con Turquía, a 330 kilómetros de Damasco, un policía murió y otros tres resultaron heridos en una emboscada montada por un grupo armado, mientras en la ciudad de Idleb explotó un coche bomba el domingo en un atentado que estaba dirigido contra las fuerzas del orden público.

El auto estalló luego que tres individuos lo parquearon y huyeron, pero no se reportaron víctimas ni daños.

En otro ataque, una banda armada interceptó un camión cisterna cargado con 30 mil litros de diésel en la carretera entre Ariha y Aleppo y lo incendiaron. Imágenes de televisión muestran la destrucción de vehículo.

Ismael Talal al-Homsi, un guardia nocturno de un almacén de una asociación caritativa en el pueblo de Saida, fue blanco de disparos que le provocaron anoche la muerte.

También ayer por la noche en el barrio de Al-Tadamun, en Damasco, el ciudadano palestino Mohammad Abdulaal, miembro de la Organización al-Saiqa, fue víctima de un atentado dinamitero aunque logró salvar la vida.

Los atacantes colocaron una carga explosiva debajo de su auto, que estalló cuando se montaban en el vehículo Abdulaal y su chofer, quien resultó herido, según lo divulgado.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar