Internacionales

Talibanes inician ofensiva de primavera en Afganistán

Según el ministerio del Interior, los ataques de este domingo se saldaron con la muerte de 19 insurgentes. Catorce policías y nueve civiles resultaron heridos

Talibanes
Los talibanes iniciaron este domingo una "ofensiva de primavera" en Afganistán con seis ataques coordinados, tres de ellos en Kabul contra el Parlamento, un vicepresidente y varias embajadas. | Internet

Redacción Central |

Según el ministerio del Interior, los ataques de este domingo se saldaron con la muerte de 19 insurgentes. Catorce policías y nueve civiles resultaron heridos

Los talibanes iniciaron este domingo una “ofensiva de primavera” en Afganistán con seis ataques coordinados, tres de ellos en Kabul contra el Parlamento, un vicepresidente y varias embajadas.

Los insurgentes islamistas suelen aprovechar el duro invierno afgano para “descansar”, pero al llegar la primavera reanudan su ofensiva.

Según el ministerio del Interior, los ataques de este domingo se saldaron con la muerte de 19 insurgentes. Catorce policías y nueve civiles resultaron heridos.

Todo comenzó a las dos de la tarde con explosiones y disparos de armas automáticas en el barrio de las embajadas en Kabul, donde se encuentra la legación estadounidense.

En el mismo momento, unos suicidas equipados con chaquetas llenas de explosivos intentaron entrar en el recinto del Parlamento, pero las fuerzas de seguridad los repelieron. Los asaltantes tomaron entonces un inmueble adyacente, en el que resistieron a las fuerzas gubernamentales.

En otro barrio, unos suicidas se apoderaron de un edificio cercano a un gran hotel recientemente construido, el Kabul Star Hotel, a menos de 100 metros de la entrada, muy vigilada, de una serie de embajadas y de una base de la OTAN.

Los asaltantes emplearon armas automáticas y lanzacohetes. Los recintos de las embajadas de Alemania y Japón resultaron dañados por cohetes, pero nadie resultó herido.

La OTAN indicó que las embajadas de Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania fueron blanco de los ataques, sin que hubiera víctimas.

Los servicios de inteligencia afganos indicaron que uno de los dos vicepresidentes del país, Mohamad Karim Jalili, fue objetivo de uno de los grupos de asaltantes, según dijeron tres de ellos que fueron capturados.

Mientras todo esto ocurría en Kabul, en la provincia de Logar, al sur de la capital, los asaltantes tomaron edificios del gobierno y de la policía y una base estadounidense, según una fuente policial, que no dio ningún balance.

Minutos más tarde, varias personas resultaron heridas cuando tres suicidas hicieron estallar sus bombas en la entrada del aeropuerto de Jalalabad (este), donde se encuentra una de las bases aéreas más importantes de la OTAN.

Por último, en Gardez, también en el este del país, varios talibanes atacaron un centro de entrenamiento de la policía, e hirieron al menos a cuatro civiles, según la policía local.

Al final de la tarde seguían escuchándose, de forma intermitente, disparos y explosiones en el centro de Kabul, constataron periodistas de la AFP en el barrio de las embajadas.

“El gobierno de Kabul y las fuerzas invasoras dijeron hace un tiempo que los talibanes serían incapaces de lanzar la ofensiva de primavera. Los ataques de hoy, precisamente, son el comienzo de nuestra ofensiva de primavera”, declaró Zabihullah Mujahed, portavoz de los talibanes.

El portavoz reivindicó todos los ataques de este domingo y aseguró que en ellos “participaron muchos suicidas”.

Los insurgentes multiplicaron en los últimos años los ataques en pleno centro de Kabul, a pesar del refuerzo del dispositivo de seguridad de la capital.

Según los expertos, estos atentados dan fe de la intensificación y la extensión a todo el territorio de la guerrilla de los talibanes, expulsados del poder a fines de 2001 por la invasión liderada por Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre.

La OTAN tiene desplegados a unos 130.000 soldados en apoyo del gobierno del presidente Hamid Karzai contra la insurgencia talibán, pero se retirarán antes de finales de 2014, pasando el control a las fuerzas afganas.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar