Internacionales

Se agita el ámbito político egipcio tras nombramiento a candidato presidencial

La designación del magnate islamista Khairat El-Shater como candidato de la Hermandad Musulmana provocó protestas este domingo

candidato de la HM, magnate islamista Khairat El-Shater
Políticos laicos y liberales reaccionaron este domingo con inquietud al nombramiento del magnate islamista Khairat El-Shater como candidato de la Hermandad Musulmana (HM) a la presidencia de Egipto, en medio del enfrentamiento imperante por la Asamblea Constituyente. | bloomberg

Redacción Central |

La designación del magnate islamista Khairat El-Shater como candidato de la Hermandad Musulmana provocó protestas este domingo

Políticos laicos y liberales reaccionaron este domingo con inquietud al nombramiento del magnate islamista Khairat El-Shater como candidato de la Hermandad Musulmana (HM) a la presidencia de Egipto, en medio del enfrentamiento imperante por la Asamblea Constituyente.

Líderes de la alianza La Revolución Continúa y de grupos juveniles que protagonizaron las revueltas de 2011 contra Hosni Mubarak, valoraron que con la designación de El-Shater se pretende rematar la previsible islamización de uno de los países más cosmopolitas del mundo árabe.

Mientras el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) evitó hasta ahora pronunciarse sobre la decisión concretada el domingo, el liderazgo del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de la HM, se apresuró a negar que su elegido tenga impedimentos legales.

El-Shater, de 62 años e ingeniero de profesión, fue condenado en abril de 2008 a siete años de cárcel por blanqueo de dinero y militancia en una organización ilegal, pero fue liberado el año pasado tras las revueltas que derrocaron a Mubarak, por razones médicas.

Los críticos de esa agrupación islamista, que domina las dos cámaras del Parlamento y la recién elegida Asamblea Constituyente, señalan que sobre el multimillonario todavía pesa una inhabilitación legal para postularse a cargos públicos, lo cual refutó este domingo su partido.

Hasta ahora el CSFA que gobierna Egipto no ha respondido a una supuesta solicitud del PLJ para que oficialice el indulto a El-Shater, a fin de que pueda disputar la primera magistratura, pero la pasada semana restituyó los derechos políticos al opositor Ayman Nour.

Si bien era esperada, la decisión de la HM de designar un candidato propio, en lugar de apoyar a uno de los ya conocidos, generó preocupación por la omnipresente influencia de los islamistas entre la población, luego de ganar las elecciones legislativas y constituyente.

En un cambio de posición, los líderes de la fraternidad islamista realizaron el sábado una reunión de urgencia y alegaron que “fue necesario” designar su propio candidato “debido a la seria amenaza a la Revolución” (como llaman aquí a la revuelta).

Además, aludieron a “candidatos que representan al derrocado régimen de Mubarak y al gobierno que ha fracasado en expresar la voluntad del pueblo”, asunto este último que hizo más evidente la rivalidad de la HM con la Junta Militar y el Ejecutivo civil afín a ésta.

Khairat Al-Shater era el segundo guía supremo de la fraternidad islamista, pero ayer renunció a ese cargo para poder disputar el sillón presidencial en representación del PLJ, una fuerza a la que ha apoyado con sumas elevadas de dinero proveniente de su consorcio empresarial.

Además del reciente aspirante a la presidencia, también pretenden disputarla el exsecretario general de la Liga Árabe Amr Moussa, y los islamistas Abdel Moneim Aboul Futouh (exlíder disidente de la HM), el clérigo salafista jeque Hazem Abu Ismail y el académico Selim Al-Awa.

El 8 de abril cierra el plazo de más de tres semanas concedido por el Comité Supremo para las Elecciones Presidenciales para solicitar formularios y entregar la documentación de los postulantes.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar