Internacionales

Manifiestan que retrasos y hacinamiento generan crisis carcelaria en Honduras

Los centros de reclusión carecen de medios para la rehabilitación, dijo el Comisionado hondureño de los Derechos Humanos, Ramón Custodio

sistema penitenciario de Honduras
El Comisionado hondureño de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, denunció que el sistema penitenciario de Honduras presenta serios retrasos en la aplicación de justicia, hacinamiento e inseguridad interna, lo que genera continuas riñas que terminan incluso en incendios. | telesurtv.net

Redacción Central |

Los centros de reclusión carecen de medios para la rehabilitación, dijo el Comisionado hondureño de los Derechos Humanos, Ramón Custodio

El Comisionado hondureño de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, denunció que el sistema penitenciario de Honduras presenta serios retrasos en la aplicación de justicia, hacinamiento e inseguridad interna, lo que genera continuas riñas que terminan incluso en incendios.

Afirmó que el incendio que se registró el pasado jueves en la cárcel de San Pedro de Sula (noroeste) y que dejó 13 víctimas tras una revuelta por el control de uno de los módulos, es producto de la crisis penitenciaria por la que atraviesa la nación centroamericana.

El Gobierno de ese país reconoció que al momento del siniestro la cárcel albergaba a dos mil 251 reclusos, pese que fue construido para 800 y con el fallecimiento de 13 internos el número bajó a dos mil 238, de los cuales la mayoría están siendo procesados y sólo 791 cumplen condenas.

Custodio denunció que los centros de reclusión carecen de medios para la rehabilitación, mientras el Estado se desentiende de la situación por la que atraviesan los privados de libertad y permite el ingreso de armas, bebidas alcohólicas y drogas a los recintos.

“Habrá que ver de qué forma entran armas y bebidas alcohólicas a los centros penales, hay que tomar decisiones importantes para mejorar los sistemas carcelarios de Honduras”, dijo.

El obusmán hondureño acotó que el régimen disciplinario de las cárceles está en manos de algunos internos miembros de mafias, “mientras la Policía Penitenciaria ha demostrado su incapacidad en el manejo de esos problemas”.

Subrayó que una detención es arbitraria no sólo cuando se captura a una persona sin respetar su derecho a la libertad individual, sino también cuando el Estado mantiene a alguien detenido sin garantizarle su vida, integridad y seguridad.

Por su parte el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, indicó que este nuevo suceso confirma la crítica situación de los penales en la nación suramericana, “que tienen capacidad para ocho mil personas y albergan casi a 13 mil”.

Autoridades del penal de San Pedro Sula detallaron que el fuego se desató en el módulo 18 durante un motín entre grupos que rivalizan por el control de la cárcel y fue sofocado por los propios reos con baldes de agua, debido a que amenazan con armas a los bomberos.

Medios locales vincularon el incendio a la falta de solución a los problemas existentes en los reclusorios y recordaron que el pasado 14 de febrero 370 presos fallecieron en otro incendio ocurrido en el penal de Comayagua, ubicado a 90 kilómetros al norte de Tegucigalpa (la capital).

Durante una audiencia efectuada el pasado martes en Washington (capital de Estados Unidos), ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Gobierno de Honduras reconoció que en las 24 cárceles del país hay 12 mil 246 internos, cuatro mil más de lo que permite su capacidad.

En un informe de las Naciones Unidas (ONU) Honduras figura como el país más violento del mundo, donde desde las cárceles operan bandas de secuestradores, extorsionadores, sicarios y traficantes.

Según estadísticas de oficiales, entre el año 2000 y el 2011 perdieron la vida violentamente en Honduras 46 mil 450 personas.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Telesur)

también te puede interesar