Internacionales

Desaparece tumor de expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva

Exámenes realizados a Lula confirmaron la desaparición del tumor en la laringe

Redacción Central |


Exámenes realizados a Lula confirmaron la desaparición del tumor en la laringe

El boletín médico del hospital Sirio-Libanés, de Sao Paulo, informó este miércoles que exámenes realizados al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) confirmaron la desaparición del tumor en la laringe.

“Fueron realizados exámenes de resonancia nuclear magnética y laringoscopia, que mostraron la ausencia de tumor visible, revelando apenas un leve proceso inflamatorio en las áreas sometidas a radioterapia, como era esperado”, precisó el comunicado.

Lula continuará sus sesiones de fonoaudiología e iniciará un programa de evaluaciones periódicas, indicó el reporte del equipo médico que atiende al exmandatario, dirigido por Roberto Kalil Filho.

La desaparición del cáncer del expresidente, detectado en octubre pasado, ya había sido vaticinada por el equipo de galenos, pero como ellos mismos señalaron en ese momento, requerían de las pruebas necesarias de este miércoles para confirmar que el tumor de tres centímetros y agresividad media había sido destruido totalmente con el tratamiento.

El 31 de octubre de 2011, dos días después de detectarle el tumor en la laringe, durante exámenes de rutina por presentar dolores en la garganta y una ronquera superior a la que lo caracteriza, Lula pasó por la primera de tres sesiones de quimioterapia, a las cuales le siguieron otras en noviembre y diciembre.

Antes de la tercera y última, las pruebas practicadas mostraron una reducción del 72 por ciento del tumor. En enero pasado, el expresidente inició las sesiones diarias de radioterapia de lunes a viernes, que en total fueron 33, y concluyeron el 17 de febrero pasado.

El día 4 de este mes, Lula tuvo que ser internado en el Sirio-Libanés al presentar fiebre y los exámenes reflejaron que tenía una neumonía favorecida, según los médicos, por la baja inmunidad en que quedó su organismo tras el tratamiento quimioradioterapéutico.

Esas mismas pruebas revelaron la inexistencia del tumor, pero los galenos desearon esperar hasta ahora para confirmarlo, pues en ese momento su garganta estaba aún muy inflamada debido a la radioterapia.

Pese a la desaparición del tumor, los médicos han señalado en varias ocasiones que hay que esperar al menos cinco años para aseverar que el exmandatario está totalmente curado del cáncer.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar