Internacionales

Benedicto XVI oficia Santa Misa en la capital de Cuba

Cientos de miles de cubanos de distintas regiones del país y visitantes extranjeros asistieron a la Plaza de la Revolución de La Habana. El presidente anfitrión, Raúl Castro, asistió a la ceremonia litúrgica

Raúl Castro y el Papa Benedicto XVI
Benedicto XVI oficia Santa Misa en la capital de Cuba. | Internet

Redacción Central |

Cientos de miles de cubanos de distintas regiones del país y visitantes extranjeros asistieron a la Plaza de la Revolución de La Habana. El presidente anfitrión, Raúl Castro, asistió a la ceremonia litúrgica

El Papa Benedicto XVI ofició la Santa Misa en la mañana de este miércoles en La Plaza de La Revolución, en la capital cubana, donde cientos de miles de personas estuvieron presentes.

El Santo Padre reconoció ante cientos de miles de cubanos, creyentes y no creyentes, que “en Cuba se han dado paso para que la Iglesia lleve a cabo su misión insoslayable de expresar pública y abiertamente su fe”.

Añadió que “es preciso seguir adelante”, y legitimó que “los creyentes ofrezcan una contribución a la edificación de la sociedad”.

Su Santidad recordó al Padre Félix Varela, “educador y maestro, hijo ilustre de esta ciudad de La Habana, que ha pasado a la historia de Cuba como el primero que enseñó a pensar a su pueblo”.

“El Padre Varela nos presenta el camino para una verdadera transformación social: formar hombres virtuosos para forjar una nación digna y libre, ya que esta transformación dependerá de la vida espiritual del hombre, pues no hay patria sin virtud’”.

Benedicto XVI agregó que “Cuba y el mundo necesitan cambios, pero estos se darán solo si cada uno está en condiciones de preguntarse por la verdad y se decide a tomar el camino del amor, sembrando reconciliación y fraternidad”.

Antes, el Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, agradeció en nombre de los católicos y de todo el pueblo de Cuba, que Benedicto XVI haya incluido a la Isla en este viaje a América.

Previo a la misa, el Sumo Pontífice saludó a bordo del papamóvil y con los cristales en posición baja, a cientos de miles de cubanos de distintas regiones del país y visitantes extranjeros que se encontraban en La Plaza de la Revolución.

Poco antes de su llegada, creyentes y no creyentes trajeron en procesión desde la Catedral de La Habana una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, considerada por los católicos la patrona de la isla.

La visita apostólica del Papa a Cuba se enmarca precisamente en el Año Jubilar por el 400 aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen.

Benedicto XVI ofició una misa similar en la oriental ciudad de Santiago de Cuba este lunes, poco después de su arribo al país caribeño, en el segundo viaje de un Sumo Pontífice a Cuba, después del realizado por Juan Pablo II en 1998.

El presidente anfitrión, Raúl Castro, asistió a ambas ceremonias litúrgicas.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar