Internacionales

Piden cadena perpetua para policías hondureños asesinos

Muchos agentes tienen vínculos con bandas criminales

Redacción Central |

Muchos agentes tienen vínculos con bandas criminales

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Ramón Custodio, propuso la cadena perpetua para agentes hondureños asesinos, mientras autoridades intervinieron una unidad policial en la norteña ciudad de La Ceiba, donde encontraron ocho cadáveres enterrados.

Oficiales de la Policía Nacional ocuparon la jefatura municipal de La Ceiba, departamento de Atlántida, para investigar si sus miembros tienen vínculos con bandas que operan en esa localidad, en la que fue descubierto un cementerio clandestino con por lo menos ocho cuerpos, informó hoy la prensa local.

Custodio sugirió al Congreso Nacional crear leyes para penalizar con cárcel de por vida a los policías que matan a ciudadanos.

“En Honduras hay ejecuciones extrajudiciales, quizás no como una política de Estado, pero sí como actos arbitrarios de agentes del Estado investidos de autoridad”, aseguró la fuente en un informe sobre la situación de los derechos humanos remitido al órgano legislativo, citado hoy por el medio digital eltiempo.hn.

El titular del organismo humanitario explicó que hizo tal solicitud porque hay jefes policiales que tienen un aparato organizado de poder que les otorga licencia para matar.

De acuerdo con datos del Conadeh, 46 mil 450 hondureños perecieron como consecuencia de la violencia entre el 2000 y 2011.

Solo el año pasado la cifra de muertes violentas ascendió a siete mil 104, equivalentes a un homicidio cada 74 minutos, precisó esa fuente.

La propuesta de Custodio aflora cuando autoridades del sector de Bonitillo, al oeste de La Ceiba, descubrieron un camposanto en el cual hallaron ocho cadáveres, aun sin identificar.

Este domingo miembros de medicina forense de esta capital y de La Ceiba, fiscales del Ministerio Público y Dirección Nacional de Investigación Criminal realizaron excavaciones en un predio cultivado maíz en el referido sector.

Hasta el lugar donde encontraron las fosas comunes acudieron ciudadanos que han reportado la desaparición de sus familiares.

“Todavía tengo la esperanza de encontrar a mi hijo con vida, pero no descarto que pueda estar aquí, Dios no lo quiera”, declaró la madre del profesor Pablo Murillo, quien no ha regresado a su casa desde el 21 de octubre último.

Por su parte, el vocero de la Policía Nacional, subcomisionado Héctor Iván Mejía, indicó a reporteros que la jefatura policial de La Ceiba fue intervenida para determinar si sus oficiales están involucrados en hechos delictivos.

“Si se comprueba alguna de las suposiciones se procederá a enjuiciar a los responsables”, señaló el funcionario de Seguridad sin dar más detalles.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar