Internacionales

Indígenas bolivianos llegan a La Paz

Los marchistas a favor de la construcción de una carretera en el Tipnis demandan la abrogación de la Ley Corta 180

Marcha indígena en Bolivia
La marcha de los indígenas bolivianos llegó a La Paz. | AFP

Redacción Central |

Los marchistas a favor de la construcción de una carretera en el Tipnis demandan la abrogación de la Ley Corta 180

La marcha a favor de la construcción de una carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis) entrará este lunes a La Paz para solicitar al Ejecutivo la abrogación de la Ley Corta 180.

Los marchistas del Consejo Indígena del Sur (Conisur), quienes llevan 39 días de caminata, arribarán a la Plaza Murillo, frente al Palacio de Gobierno, con el objetivo de demandar la supresión de la referida disposición que impide la construcción de una vía en el Tipnis.

Los cuatro mil 500 indígenas acamparon el sábado anterior en las cercanías de la ciudad de El Alto, luego de intensas jornadas acosados por el frío, la lluvia y el mal de altura. Entre los caminantes hay mujeres, algunas de ellas embarazadas, y niños, para los cuales el trayecto desde Isinuta, en el trópico de Cochabamba, hasta La Paz ha sido casi una odisea.

A pesar de la lluvia y el frío que azota a la localidad de Senkata, donde están acampados desde el sábado, el líder indígena Fortunato Guzmán advirtió que ingresarán este lunes a La Paz de cualquier manera.

Reiteró que los indígenas están dispuestos a asentarse en carpas en la Plaza Murillo para demandar la abrogación de la Ley Corta, lograda por nativos de las tierras bajas, quienes liderados por la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) consiguieron su aprobación en octubre de 2011.

“Nuestra marcha es legítima y está integrada por los tres pueblos que viven en el Tipnis, por lo que nos quedaremos hasta que el Gobierno emita una respuesta positiva a nuestro pedido, que busca mejorar nuestra vida con la construcción de la carretera”, afirmó Guzmán.

El pliego con las peticiones de los marchistas será presentado al órgano legislativo para que ponga en debate la abrogación de la Ley Corta, y al Ejecutivo con la intención de que implemente un plan de desarrollo integral que contemple la atención en salud, educación y servicios básicos.

“Queremos que las autoridades del Gobierno se reúnan no sólo con los dirigentes, sino con todos los marchistas para que nuestros hermanos sean testigos de la explicación sobre el por qué se aprobó la Ley Corta, que perjudica nuestro desarrollo”, fundamentó.

La marcha del Conisur la integran representantes de los pueblos yuracaré, mojeño y trinitario.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar