Internacionales

Vladimir Putin propone crear órgano que se ocupe del problema de las nacionalidades

El primer ministro ruso negó la posibilidad de creación de partidos étnicos o regionales

primer ministro ruso, Vladimir Putin
Primer ministro ruso, Vladimir Putin | mexico.cnn

Redacción Central |

El primer ministro ruso negó la posibilidad de creación de partidos étnicos o regionales

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, realizó la propuesta de crear un nuevo órgano que tenga como función resolver y atender el problema de las nacionalidades y negó la posibilidad de creación de partidos étnicos o regionales.

Putin considera que además del Ministerio de Desarrollo Regional es imprescindible una estructura estatal específica encargada de atender los asuntos de las nacionalidades, según un escrito en el periódico Nezavisimaya Gazeta para dar a conocer su programa político.

El jefe de Gobierno indica que ahora se habla de reducir los obstáculos para el surgimiento de nuevos partidos y para realizar elecciones directas de jefes de divisiones administrativas, algo que responde a un reclamo justo del desarrollo democrático.

Sin embargo, Putin estima que ello para nada puede llevar a la creación de partidos sobre una base étnica o nacionalista, mientras que los candidatos con inclinación a basar sus campañas en ideas separatistas o nacionalistas, se les debe suspender su participación.

Tales medidas se aplicarían de acuerdo con decisiones democráticas y legales, aclara el primer ministro ruso.

Por otro lado, considera que de ninguna forma se pueden poner los intereses y peculiaridades étnicas o religiosas por encima de los nacionales, aunque las leyes deben tener en cuenta las especificidades religiosas y étnicas en el país, apunta.

Al mismo tiempo, destaca que existe una relación entre los problemas socioeconómicos sin resolver, los errores de los órganos del orden público, un poder poco efectivo y la corrupción, por un lado, y un conflicto de carácter nacionalista, por el otro.

Reconoce que la inmigración ilegal puede ser minimizada, pero resulta casi imposible eliminarla del todo, por lo que propone crear mecanismos efectivos de control para reducirla.

Asimismo, en el caso de la inmigración interna, quienes llegan de otras regiones deben respetar las tradicionales y culturas del lugar donde se trasladan a vivir, la violación de esa norma debe ser penada severamente, sugiere el estadista.

Tampoco se debe permitir la formación de verdaderos enclaves de inmigrantes ilegales que apenas hablan ruso y respetan tradiciones ajenas. Tal circunstancia y el fenómeno de la corrupción crean fuertes focos de criminalidad en el país, advirtió.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar