Internacionales

Nepal celebra su Año Nuevo

En su tradición comenzaría el año 1132

Nepal celebra su Año Nuevo
Nepal celebra su Año Nuevo. | AP

Redacción Central |

En su tradición comenzaría el año 1132

Los primigenios pobladores del valle de Katmandú, de la etnia newar, salieron este jueves a las calles con sus vestimentas e instrumentos musicales tradicionales para recibir al año 1132.

Marcada en la India y otras naciones del Asia Meridional como el Diwali o fiesta por la victoria del Bien sobre el Mal, la fecha representa para una gran parte de los nepaleses el ocaso de un año y el nacimiento del siguiente.

El Nepal Sambat o calendario newarí comenzó a registrar el paso del tiempo en el año 880 después de Cristo, cuando según la leyenda un alquimista llamado Sankhadhar Sakhwa convirtió arena en oro y pudo pagar la deuda que tenían los pobladores del valle con un cruel gobernador.

Ingeniosos como Sakhwa, igual de hábiles para los negocios, reconocidos por sus aptitudes artísticas, los newarí engalanaron con fastuosidad sus aldeas, pueblos y ciudades, las iluminaron a fuerza de guirnaldas y fuegos artificiales, y no se fueron a las camas hasta sentirse bien adentrados en el 1132.

El primer ministro Baburam Bhattarai, cuya esposa pertenece a la comunidad newar, calificó al Nepal Sambat como un rico legado y un símbolo de la vocación emancipadora de su pueblo. Nepal tiene el raro privilegio de anunciar el Año Nuevo varias veces dentro del convencional período de 365 días.

El calendario newar estuvo vigente hasta el siglo XX, cuando el primer ministro Chandra Shumsher Rana, muy dado a seguir las costumbres del gigante vecino del sur, adoptó el llamado Vikram Sambat, impuesto en la India por el emperador Vikramaditya.

En el ya casi inminente invierno, por su parte, los kirat acogerán nada y nada menos que al año 5072. Esa comunidad del este de Nepal marca los tiempos según el Sambat Yele, así llamado en honor a su primer rey, Colgar Yelamber.

No tan de prisa en la máquina del tiempo, los gurung, un pueblo de montaña emigrado del Tíbet en el siglo VI, acogerán en enero al año 2069.

A mediados de ese mes será el turno de los tamang, otra comunidad de ascendencia que dará la bienvenida al 2088. Los tibetanos propiamente esperarán su Lhosar o Nuevo Año con la entrada de febrero.

Habrá que esperar a abril, con la entrada de la primavera, para celebrar el año tradicional nepalés, que se rige, como en algunas regiones de la India, por el Vikram Sambat.

Para la pequeña nación del Himalaya estará comenzando entonces el 2069, aunque a Occidente la parezca cosa de ciencia-ficción.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar