Internacionales

Tecnología y litio unen a Hydro-Québec y Technifin

Las empresas consensuaron sobre sus respectivos usos en las baterías de iones de litio

Redacción Central |

Las empresas consensuaron sobre sus respectivos usos en las baterías de iones de litio

Hydro-Québec, de Canadá, y Technifin, de Sudáfrica, anunciaron que firmaron un acuerdo de colaboración sobre la propiedad intelectual relacionada con la licencia de sus respectivos derechos acerca de las tecnologías de titanato de litio óxido de espinela (LTO), en particular su uso en baterías de iones de litio.

Con el rápido crecimiento del mercado del transporte electrificado, la tecnología LTO, al ser utilizada como electrodo negativo (ánodo) en baterías de iones de litio, es cada vez más atractiva tanto por su seguridad a largo plazo, como por su prolongada vida útil. Investigaciones de grupos internacionales y de diferentes empresas emitidas en los últimos meses muestran un gran interés en esta tecnología y en los derechos de propiedad intelectual relacionados con ella.

La decisión adoptada por Hydro-Québec y Technifin de aunar sus respectivos derechos de propiedad intelectual sobre la tecnología LTO en miras a otorgar licencias, sienta las bases para responder a la creciente demanda por las industrias de baterías y la automotriz en todo el mundo de fuentes confiables de tecnología LTO, al permitir un rápido y amplio ingreso en el mercado de materiales LTO de alta calidad.

Según establece el documento oficial, la transmisión de tecnología y conocimientos técnicos se brindarán con el apoyo de investigadores de Hydro-Québec, a fin de posibilitar la implementación rápida y eficiente de la tecnología en los productos con baterías.

Las baterías de iones de litio recargables han revolucionado el mundo: los teléfonos móviles, las computadoras portátiles, y los vehículos híbridos y eléctricos que conocemos en la actualidad no existirían si no fuera por esta tecnología.

A su vez, las posibilidades ofrecidas por la tecnología LTO podrán aprovecharse en numerosas aplicaciones nuevas, entre las que se incluyen las baterías para automóviles eléctricos e híbridos, y el almacenamiento de energía estacionaria para aplicaciones de redes de distribución de energía eléctrica “inteligentes”.

también te puede interesar