Internacionales

Uruguay aprueba el impuesto a la tierra

El presidente José Mújica impulsa tasa para propietarios de grandes extensiones

impuesto a la tierra - Uruguay
El presidente del Uruguay, José Mujica, ratificó que creará un impuesto a la posesión de más de 2.000 hectáreas de tierras agropecuarias, lo que es rechazado por las entidades rurales, una medida que quedará definida en la semana entrante y es apoyada por el 56 por ciento de los uruguayos. | uypress.net

Redacción Central |

El presidente José Mújica impulsa tasa para propietarios de grandes extensiones

El presidente del Uruguay, José Mujica, ratificó que creará un impuesto a la posesión de más de 2.000 hectáreas de tierras agropecuarias, lo que es rechazado por las entidades rurales, una medida que quedará definida en la semana entrante y es apoyada por el 56 por ciento de los uruguayos.

“Esa tierra, hace 10 años podía valer, en promedio, 4.000 millones de dólares. Ahora, años después, esa misma tierra vale 16.000 millones de dólares”, afirmó el mandatario uruguayo para justificar su idea en declaraciones recogidas la agencia DPA.

Por su parte, la Asociación Rural del Uruguay -una de las entidades de productores agropecuarios más influyentes- cuestionó con dureza la intención de Mujica de establecer ese nuevo gravamen.

Puede ser un cambio de confianza y marcar un sesgo en materia de inversión”, advirtió el presidente de esa gremial, José Bonica.

En cambio, el 56 por ciento de los uruguayos respalda la iniciativa del presidente Mujica, mientras el 32 por ciento prefiere no tocar el sistema impositivo, según una encuesta de Equipos Mori difundida ayer y recogida por la agencia noticiosa italiana ANSA.

Las tierras de uso agropecuario en Uruguay alcanzan aproximadamente las 16 millones de hectáreas. Según estimaciones del gobierno, en los últimos años se dio un proceso de concentración de la propiedad de los campos y actualmente cerca de un tercio está en manos de 1100 terratenientes que explota cada uno más de 2.000 hectáreas.

La encuesta de Equipos Mori también señala que un 72 por ciento de los votantes del gobernante Frente Amplio de centroizquierda respaldan la iniciativa de Mujica, y 18 por ciento está en contra.

El gobierno definió las principales características del impuesto que, tal como pretendía Mujica, gravará con ocho dólares por hectárea a los propietarios que concentren entre 2.000 y 5.000 hectáreas; con 12 dólares entre 5.000 y 10.000, y con 16 dólares para los que superen las 10.000 hectáreas.

Mujica estima recaudar de esta forma unos 60 millones de dólares al año para obras de vialidad, una de las prioridades del país, en momentos en que se ve demorada la reactivación del ferrocarril y cuando está previsto un auge de la producción forestal.

también te puede interesar