Internacionales

Policía alemana disuelve fiestas convocadas por Facebook

Intervino para impedir una concentración al aire libre de unos quinientos raver, fanáticos del tecno, en el sur del país

Fiesta rave
La policía alemana disolvió este largo fin de semana de Pentecostés, el domingo es festivo en Alemania- varias fiestas convocadas por Facebook, a imagen de la que a principios de mes congregó a 1600 desconocidas con motivo del cumpleaños de una adolescente usuaria de la red social. | Internet

Redacción Central |

Intervino para impedir una concentración al aire libre de unos quinientos raver, fanáticos del tecno, en el sur del  país

La policía alemana disolvió este largo fin de semana de Pentecostés, el domingo es festivo en Alemania- varias fiestas convocadas por Facebook, a imagen de la que a principios de mes congregó a 1600 desconocidas con motivo del cumpleaños de una adolescente usuaria de la red social.

En Lrrach (sur), la policía intervino para disolver una concentración al aire libre de unos quinientos raver, fanáticos del tecno, alertada por los vecinos que vieron cómo la fiesta adoptaba grandes dimensiones.

En Múnich sucedió algo parecido, sólo que la fiesta había sido convocada en las inmediaciones de una estación de metro, mientras que en Hamburgo se llegaron a congregar unos 600 jóvenes junto a un lago, asimismo concentrados a través de la red social.

La fiesta de Lrrach había sido convocada por un usuario de 35 años y, para disolverla, fue precisa la intervención de unos 40 agentes.

Según fuentes policiales, los asistentes no opusieron resistencia y se marcharon a casa, tras una fiesta que había adoptado perfiles de organización casi profesional.

Las convocatorias por Facebook siguen a la congregación de 1600 desconocidos que se produjo el primer fin de semana de junio en Hamburgo, frente a la casa de una joven que había invitado a sus amigos a su cumpleaños a través de la red social sin haber marcado el evento como privado.

La chica decidió desconvocar la fiesta al darse cuenta de su error y ante las numerosas confirmaciones de asistencia -unas 15 000-, pero pese a ello los jóvenes acudieron a la dirección indicada y celebraron hasta bien entrada la madrugada.

Previamente, ante el temor de que la situación pudiera descontrolarse, la familia de la muchacha, que cumplía 16 años, contrató a un servicio de seguridad privada y alertó a la policía.

La fiesta derivó en descontrol, con seis detenidos, así como destrozos en los jardines privados de la zona y lanzamiento de piedras, botellas y petardos con la policía.

también te puede interesar