Internacionales

Denuncian masacre de campesinos en costa norte de Honduras

El Frente Nacional de la Resistencia Popular (FNRP) condenó la continuidad de la política de secuestro, persecución y asesinato en el Bajo Aguán

Redacción Central |

El Frente Nacional de la Resistencia Popular (FNRP) condenó la continuidad de la política de secuestro, persecución y asesinato en el Bajo Aguán

El Frente Nacional de la Resistencia Popular (FNRP) de Honduras denuncia este lunes por medio de un comunicado “la continuidad de la política de secuestro, persecución y asesinato a miembros de las organizaciones campesinas afincadas en el Bajo Aguán”, en la costa norte de Honduras.

El FNRP del departamento de Colón,  afirmó que en esa zona, bajo las órdenes de los terratenientes Miguel Facsse, Reinaldo Canales y René Morales, “la Policía Nacional Preventiva, miembros de la base naval de Puerto Castilla y del ejército hondureño, junto a sus guardias de seguridad,  imponen actualmente un clima de terror a todos los campesinos”.

La organización política denuncia una serie de hechos que se han venido presentando, como ataques en horas de la noche y de la madrugada a los asentamientos campesinos de la margen derecha del río Muca con armas de grueso calibre, así como asesinatos, desapariciones y amenazas dirigidas contra líderes campesinos del sector.

Según el FNRP, el 11 de mayo fue asesinado el campesino Pablo Lemus del Movimiento Campesino del Aguán MCA, habiendo sido emboscado en la cercanía del batallón de Río Claro municipio de Trujillo, Colón

El 15 de mayo, denuncia la organización, desapareció el campesino Francisco Pascual López del movimiento campesino de Rigores. Su hijo de 10 años que lo acompañaba testimonió ante la comunidad que los guardias de la seguridad de las fincas de Miguel Facussé le habían disparado a su padre, los asesinos enviaron una foto  del campesino asesinado a la web, pero en el Aguán aún no se ha encontrado su cuerpo.

El 18 de mayo fue asesinado el campesino Sixto Ramos del MCA. Cuando caminaba hacia su trabajo en el campo le dispararon desde un vehículo doble cabina color negro con hombres armados y cubiertos sus rostros con pasamontañas con armas de grueso calibre, afirma el FNRP.

Al día siguiente, continúa la denuncia, campesinos que se desplazaban en un vehículo desde la comunidad de Honduras Aguán hacia el municipio de Sonaguera fueron perseguidos por un vehículo color gris cargado de guardias de seguridad y elementos con uniformes de los cobras, de la Policía Nacional Preventiva.

La persecución, explica el comunicado, finalizó cuando el vehículo de los guardias volcó a orillas de la calle teniendo como consecuencia el que un policía cobra saliera fracturado de una pierna.

El 21 de mayo, desaparecieron los campesinos Olvin Gallegos de 17 años de edad, perteneciente al grupo campesino la Despertar del Movimiento Autentico Reivindicador Campesino del Aguan (MARCA) quién se desplazaba por las fincas de Reinaldo Canales y René Morales junto al también campesino Secuindino Gómez de 48 años de edad, de los que sólo encontraron la bicicleta en la que se desplazaban, denuncia la organización.

Los atentados contra la vida de los líderes campesinos y la población civil de la zona continúan, según se desprende de la denuncia del FNRP:

El 4 de junio, los guardias de seguridad de los terratenientes acompañados de dos patrullas de la Policía Nacional Preventiva, atacaron a miembros de la empresa campesina la Trinidad con balas de grueso calibre, sin importarles la presencia de mujeres y niños en el sector.

Al amanecer del 5 de junio, guardias, policías y miembros del ejército atacaron a la empresa campesina La San Isidro que se había posesionado de la tierra que le disputan legalmente a Miguel Facusse.

Dos horas después del ataque, estos campesinos se retiraron del lugar, los hombres armados que defienden los terratenientes empezaron a disparar en contra de campesinos y campesinas albergadas por las lluvias en las instalaciones del Instituto Nacional Agrario, INA, se internaron en las instalaciones estatales de la regional del INA, y dispararon sobre otro grupo  que se encontraba en labores de producción, saliendo tres personas heridas de bala entre ellas Doris Pérez Vásquez y Oliver Gonzales.

Producto de estos ataques, el FNRP reporta que hasta el momento hay cuatro campesinos desaparecidos, todos miembros del Movimiento Campesino Unificado del Aguan, MUCA.

Según el comunicado, a las 10 de la mañana del mismo 5 de junio fueron asesinados los campesinos José Recinos, Genaro Cuestas, y Joel Santamaría. Los campesinos se desplazaban en un vehículo en las cercanías de las palmeras de la Suyapa, cuando fueron emboscados hasta terminar con su vida.

Por último, la organización exige “un alto a los secuestros y asesinato de campesinos en El Aguán”, llamando “a la comunidad internacional para que vigile el cumplimiento de los acuerdos firmados por el actual régimen para poder ingresar a la OEA”.

“Este régimen asesino no merece el privilegio de ser beneficiado con la cooperación de este organismo de integración regional, más bien merece la condena internacional por los crímenes de lesa humanidad cometidos desde el 28 de junio 2009”, concluye el FNRP – del departamento de Colón.

también te puede interesar