Internacionales

Advierten aumento de la desnutrición infantil en Haití

La llegada de las lluvias es la mayor amenaza, dijo la UNICEF

Desnutrición infantil en Haití
El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por su sigla en inglés) advirtió sobre el aumento de los índices de desnutrición infantil en Haití, situación que puede agravarse por la llegada de las lluvias y a la posterior sequía. | vtv.gob.ve

Redacción Central |

La llegada de las lluvias es la mayor amenaza, dijo la UNICEF

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por su sigla en inglés) advirtió sobre el aumento de los índices de desnutrición infantil en Haití, situación que puede agravarse por la llegada de las lluvias y a la posterior sequía.

Se espera que la predominante desnutrición aguda aumente en los próximos meses debido a la situación de los desplazados, a la llegada de la época de lluvias y a la posterior época de sequía, expresó el organismo de la Organización de las Naciones Unidas en un informe.

El texto realizado por representantes de la UNICEF en Haití especifica que de un millón de niños menores de cinco años que hay en este país, 24 por ciento sufre de desnutrición crónica, 90 mil de tipo aguda y 22 mil de severa.

Agrega que el 60 por ciento de las muertes que ocurren en menores de 18 años en la isla responde a casos de desnutrición.

El documento señala también que las zonas rurales son las que más casos de malnutrición en infantes presenta, por la miseria predominante.

Además, explica que este problema siempre ha estado presente en la nación, sin embargo, se intensificó luego de que el territorio fuera azotado por el terremoto de 7,3 en la escala de Ritcher en el año 2010.

Antes del sismo en la isla del caribe, indica la UNICEF, uno de cada tres niños padecía de desnutrición crónica y uno de cada 20 de desnutrición aguda.

La UNICEF añadió que pese a que la desnutrición infantil es uno de los grandes desafíos que enfrenta el organismo en Haití, se duplicarán los esfuerzos para solventar la situación y evitar que miles de niños sin hogar mueran de hambre.

Los análisis preliminares indican que se tendrá que duplicar el número de intervenciones en materia nutricional para cubrir las necesidades actuales, expresa el ente.

Aunado a esto, la ONU comentó las precarias condiciones sanitarias en las que viven la mayoría de los haitianos que perdieron sus casas por el terremoto, lo que incrementa los riesgos de muerte por deshidratación y enfermedades producidas por la contaminación de las aguas.

El agua, la sanidad y la higiene son absolutamente vitales para seguir con vida y mantener la higiene personal. Sin embargo, el acceso a estos servicios por parte de los desplazados no está asegurado, afirma el organismo en el informe de la Unicef.

El terremoto ocurrido en Haití el 12 de enero de 2010, además de dejar a casi toda la nación en ruinas, causó por lo menos 230 mil muertos y más de un millón de damnificados.

también te puede interesar