Internacionales

Fenómeno La Niña está llegando a su fin

Como consecuencia de ello, en la zona norte de Sudamérica, el norte y oriente de Australia y partes del sudeste asiático se registraron precipitaciones extremadamente abundantes

Redacción Central |


Como consecuencia de ello, en la zona norte de Sudamérica, el norte y oriente de Australia y partes del sudeste asiático se registraron precipitaciones extremadamente abundantes

El fenómeno climático conocido como La Niña, responsable de fuertes lluvias en ciertas regiones del mundo y de graves sequías en otras, está llegando a su fin, según indicó la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El desarrollo de las condiciones características del fenómeno inverso (El Niño) o la eventual reactivación de La Niña son poco probables a esta altura del año, agregó.

Con los datos actuales, para mediados de año se pronostican condiciones casi neutras, lo que implica temperaturas del océano, regímenes de precipitaciones tropicales y vientos atmosféricos sobre el Pacífico ecuatorial próximos a la media.

La Niña se caracteriza por temperaturas en la superficie marina anormalmente bajas, particularmente en el centro y este del Pacífico tropical, mientras que en el caso de El Niño el agua sube a temperatura por encima de lo normal en las mismas zonas.

En ambos casos, su ciclo de vida usual es de nueve meses.

El actual episodio de La Niña ha sido considerado de una intensidad relativamente fuerte y se declaró a mediados de 2010 y alcanzó su intensidad máxima en enero.

El fenómeno provocó temperaturas en la superficie del mar de 1,5 grados centígrados inferiores a la media entre septiembre de 2010 y el pasado marzo.

Así, a causa de La Niña, en la zona norte de Sudamérica, el norte y oriente de Australia, partes del sudeste asiático e Indonesia se registraron precipitaciones extremadamente abundantes.

Por contra, los científicos atribuyen también a este fenómeno climático las sequías que registraron sobre la zona oriental del frica ecuatorial, la parte central del sudoeste de Asia y, finalmente, el sudeste de Sudamérica.

La OMM advirtió de que las condiciones atmosféricas propias de La Niña pueden persistir aún uno o dos meses más en ciertas regiones antes de desaparecer.

también te puede interesar