Internacionales

Niños mexicanos indígenas carecen de recursos

No poseen el acceso a servicios básico de salud, agua, vivienda y seguridad social. El 90 por ciento de los niños indígenas en México carecen de acceso a servicios básico de salud, agua, vivienda y seguridad social, en tanto el 38 por ciento sufre de desnutrición, denunció Filemón Navarro. El secretario de la Comisión de […]

Filemón Navarro Aguilar
El 90 por ciento de los niños indígenas en México carecen de acceso a servicios básico de salud, agua, vivienda y seguridad social, en tanto el 38 por ciento sufre de desnutrición, denunció Filemón Navarro. | Internet

Redacción Central |

No poseen el acceso a servicios básico de salud, agua, vivienda y seguridad social.

El 90 por ciento de los niños indígenas en México carecen de acceso a servicios básico de salud, agua, vivienda y seguridad social, en tanto el 38 por ciento sufre de desnutrición, denunció Filemón Navarro.

El secretario de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados aseguró que los 15 millones de nativos que viven en las zonas más lejanas de los asentamientos urbanos tampoco tienen comunicación, educación y recreación, lo cual ubica a México como uno de los países con mayores condiciones de exclusión.

Durante la reunión plenaria del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el legislador indicó que este segmento poblacional en México tiene 10 veces más probabilidades de sufrir pobreza que el resto de las personas.

Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la tasa de mortalidad infantil en los pueblos originarios es 60 por ciento superior al resto de la población, mientras que el analfabetismo resulta cuatro veces mayor que el promedio nacional.

Por ello, la funcionaria de la entidad, Teresa Paniagua Jiménez, urgió a las autoridades del país a diseñar estrategias que reviertan la situación actual de riesgo en que viven estas comunidades, la cual se agrava por las condiciones de marginación.

Se debe trabajar para contribuir a mejorar su calidad de vida, sus condiciones económicas y sociales, para que no sean objeto de violencia ni de discriminación, indicó.

Con respecto al analfabetismo, Paniagua destacó que estos niños “comienzan a trabajar a temprana edad como jornaleros agrícolas, para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y contribuir al gasto familiar”.

También planteó que “la educación a estos menores debe realizarse en la lengua que se habla en su comunidad, y evitar todo aquello que obstaculice su desarrollo”.

(Visited 3 times, 1 visits today)

también te puede interesar