Internacionales

Solicitan en Trinidad y Tobago ley contra tráfico de personas

Las bandas prometen a jóvenes estudiar en el exterior y luego terminan en la prostitución o trabajos domésticos

Redacción Central |

Las bandas prometen a jóvenes estudiar en el exterior y luego terminan en la prostitución o trabajos domésticos

El ministro trinitario de Seguridad, John Sandy, solicitó al Senado la aprobación de una ley contra el tráfico de personas, tras la aparición de denuncias sobre una red internacional de trata en esta isla caribeña.

De acuerdo con la Organización Mundial de las Migraciones (OIM), un grupo criminal, formado supuestamente por venezolanos y colombianos, utiliza a Trinidad y Tobago para esclavizar seres humanos.

El funcionario calificó de preocupante esas acusaciones y pidió adoptar medidas urgentes para investigar y capturar a los implicados, de existir realmente tal red, informó el diario Trinidad Express.

Si esos informes son exactos, reflejarían una preocupante y desalentadora realidad, aunque las estadísticas sobre el aumento del número de casos no son justificados en la actualidad, sostuvo.

Sand solicitó además la creación de dos comisiones en el Legislativo para establecer mecanismos de protección de eventuales víctimas, pues los esfuerzos hasta ahora fueron limitados, reconoció.

Según la OIM, el tráfico de personas es uno de los delitos “más importantes del mundo”, antecedido solo por el narcotráfico y la venta de armas.

En abril pasado, el Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SRJM) denunció la existencia de otra organización de trata en Haití.

El SRJM informó que los delincuentes realizan promesas de estudios, principalmente a jóvenes, les cobran altos precios por el viaje, pero una vez en tierras suramericanas los obligan a realizar trabajos forzados que incluyen la prostitución y los servicios domésticos.

La Organización de las Naciones Unidas alertó también de un aumento en los casos de envío de menores haitianos hacia países vecinos, en especial a República Dominicana, para su explotación sexual o como mano de obra.

Señaló que durante 2010, de 11 mil 774 niños sometidos a controles en puestos fronterizos, más dos mil 500 viajaban sin un documento legal y otros 459 fueron identificados como víctimas de trata.

también te puede interesar