Internacionales

Decenas de muertos civiles en bombardeo a Trípoli, denunció el Vaticano

Bombas cayeron en hospitales, señaló el Representante de la Santa Sede

Giovanni Innocenzo Martinelli
El representante del Vaticano en Trípoli, Giovanni Innocenzo Martinelli, denunció este jueves la muerte de al menos 40 civiles en los bombardeos diarios sobre la capital libia. | Internet

Redacción Central |

Bombas cayeron en hospitales, señaló el Representante de la Santa Sede

El representante del Vaticano en Trípoli, Giovanni Innocenzo Martinelli, denunció este jueves la muerte de al menos 40 civiles en los bombardeos diarios sobre la capital libia .

Es la primera vez que una fuente distinta al Gobierno libio denuncia la muerte de ciudadanos libios en los ataques aéreos a cargo de Estados Unidos y la OTAN..

“Los llamados bombardeos humanitarios han causado la muerte de decenas de civiles en algunos barrios de Trípoli”, ha denunciado Martinelli. “He recopilado diversos relatos de testigos fiables de los hechos. En concreto, en el barrio de Buslim, debido a los bombardeos, un edificio de viviendas se  derrumbó, causado la muerte de 40 personas”,  dijo a  la agencia vaticana Fides.

“Es cierto que los bombardeos han alcanzado la mayoría de las veces sus objetivos, pero también es verdad que cuando alcanzan objetivos militares, que muchas veces están situados en mitad de zonas pobladas, la población también se ve implicada”, añadió el representante de la Iglesia católica.

“Ayer ya dije que algunas bombas cayeron en hospitales. Para ser preciso, uno de los centros hospitalarios en la ciudad de Mizda (a 145 kilómetros al sureste de Trípoli) resultó afectado”.

Martinelli también ha asegurado que cada día que pasa se hace más difícil sobrellevar el día a día para la gente que vive en Trípoli, por lo que  reclama una “solución diplomática para frenar el derramamiento de sangre entre los libios” y una “salida diplomática digna” para Muammar Al Gaddafi.

Libia ha denunciado la masacre perpetrada por las potencias imperialistas contra el pueblo de ese país. Con ese propósito, las autoridades organizan visitas de periodistas extranjeros a los lugares castigados por los bombardeos para denunciar las muertes.

La denuncia del Vaticano ha tenido un efecto inmediato en la OTAN, que lidera desde este jueves las operaciones militares en Libia. Así, un portavoz de la Alianza Atlántica ha asegurado desde Bruselas que la organización está “investigando” los hechos aunque puso en dudas la veracidad del representante de la Iglesia Católica.

“Estamos haciendo indagaciones entre nuestros mandos para ver si hay algo relevante en estas denuncias, pero no tenemos información para corroborarlas. Haremos todo lo que podamos para determinar si ocurrió algo”, han añadido fuentes oficiales de la OTAN, en declaraciones que muchos consideran una burla al Vaticano y a la opinión pública internacional.

también te puede interesar