Internacionales

Vamos a vencer en esta batalla histórica, dijo Gaddafi

El líder libio agregó que, a pesar de los bombardeos que no han cesado, su nación está viviendo horas gloriosas y todos los pueblos están a su lado

Muammar al-Gaddafi
Líder de Libia, Muammar Al Gaddafi. | Internet

Redacción Central |

El líder libio agregó que, a pesar de los bombardeos que no han cesado, su nación está viviendo horas gloriosas y todos los pueblos están a su lado

El líder de Libia, Muammar Al Gaddafi, reiteró este martes desde Trípoli su país vencerá a la agresión lanzada por Estados Unidos y sus aliados europeos y aunque admitió que los bombardeos no han cesado “la nación está viviendo horas gloriosas y todos los pueblos están a nuestro lado”.

Gaddafi pronunció un discurso desde el edificio bombardeado perteneciente al complejo donde reside y  condenó las agresiones injustas desatadas por las fuerzas fascistas del imperialismo.

“Vamos a vencer en esta batalla histórica. Venceremos ante sus cohetes. Somos uno solo, somos un puño. Vamos a derrotarlos por cualquier vía, ya sea a corto plazo o a largo”, indicó el líder libio.

Gaddafi demostró satisfacción del apoyo internacional que ha tenido su pueblo en defensa de la Revolución Libia y en contra de los ataques de fuerzas invasoras. En este sentido les recalcó a los habitantes de su país que “en los cuatro puntos cardinales del orbe están en colaboración y en solidaridad con ustedes”.

“No le tengo miedo a las tormentas, que las tormentas sigan llegando. Yo no tengo miedo y ahí están los aviones destruyendo, pero yo me mantengo firme al servicio de mi pueblo, al servicio de aquellos a los que les asiste la razón”, aseveró.

Por último, le reiteró a su país: “Yo estoy aquí y voy a seguir aquí con ustedes” y ratificó su repudio contra las agresiones extranjeras afirmando que “ellas se hundirán en su basurero por esta acción”.

El gobierno libio denunció este martes que los bombardeos occidentales causaron la muerte de más civiles en Sirte y el poblado sureño de Sebha, mientras siguen confusas las causas de la caída de un avión estadounidense reconocida  por los agresores.

De acuerdo con el portavoz del Ejecutivo de Libia, Moussa Ibrahim, las aeronaves militares de la coalición de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) dispararon en las últimas horas contra civiles en áreas del puerto y el aeropuerto de Sirte.

Además de esa región costera, los atacantes internacionales descargaron varios misiles sobre Sebha, considerado un bastión de la tribu a la que pertenece el líder libio.

Los bombardeos de aviones y barcos de países occidentales destruyeron en las últimas horas dos bases navales en Trípoli, donde se escucharon potentes explosiones por tercera noche consecutiva, así como defensas antiaéreas del gobierno, según reportó la televisión oficial.

En comparecencia ante los periodistas trasmitida en vivo por el canal estatal Al Jamahiriya, Ibrahim añadió que este martes hubo más agresiones de lo que calificó de «cruzada enemiga», pero subrayó que «esos ataques no van a amedrentar al pueblo libio».

Imágenes difundidas por la televisión mostraron al menos dos fuegos intensos en sendas partes del puerto de Trípoli y carros de bomberos en plena faena a lo largo de la carretera de la costa hacia Sirte, cuyo aeropuerto sufrió significativos daños.

El vocero gubernamental también informó que Misratah, la tercera ciudad de Libia situada a 211 kilómetros de esta capital, fue liberada hace tres días y que las fuerzas leales a  Gadafi estaban buscando y capturando a elementos terroristas.

Líderes de la rebelión antigubernamental, por su lado, negaron esa información y dijeron mantener el control de Misrata, a pesar de reconocer una contraofensiva de las fuerzas regulares.

Los datos sobre víctimas también son contradictorios, pues las autoridades libias desmintieron reportes de los opositores de que al menos 40 personas murieron y unas 300 habían resultado heridas por disparos presuntamente hechos por tanques y francotiradores en Misrata

Por el momento continúan las operaciones militares del Ejército libio en la ciudad de Zeten y en torno a Ajdabiya, en un intento de impedir que la intervención internacional permita a los adversarios arrebatar esos territorios al Gobierno.

(REDACCION CENTRAL LA VOZ DEL SANDINISMO-AGENCIAS INTERNACIONALES)

también te puede interesar