Internacionales

Registran trazos de radiación supuestamente procedentes de Fukushima

Los datos revelan que alcanzaron Hawai y Wake Island, ambas islas en el Océano Pacífico, así como se registraron en la estación de medición en Charlotteville, en el estado de Virginia. Las estaciones de medición de la Comisión del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO) han registrado trazos de radiación supuestamente procedente de […]

Nube radioactiva
Las estaciones de medición de la Comisión del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO) han registrado trazos de radiación supuestamente procedente de la central nuclear de Fukushima (Japón) en la costa este de Estados Unidos, según la central de meteorología de Austria (ZAMG). | Internet

Redacción Central |

Los datos revelan que alcanzaron Hawai y Wake Island, ambas islas en el Océano Pacífico, así como se registraron en la estación de medición en Charlotteville, en el estado de Virginia.

Las estaciones de medición de la Comisión del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO) han registrado trazos de radiación supuestamente procedente de la central nuclear de Fukushima (Japón) en la costa este de Estados Unidos, según la central de meteorología de Austria (ZAMG).

La información de dicho centro austriaco se basa en datos proporcionados por la CTBTO.

Los últimos datos enviados por la CTBTO y que fueron recogidos el 19 de marzo revelan que trazos de radiación alcanzaron Hawai y Wake Island, ambas (islas) en el Océano Pacífico, así como la estación de medición en Charlotteville, en el estado de Virginia, en la costa este de Estados Unidos, explica la ZAMG en su informe.

Concretamente, se registraron radioisótopos, es decir, partículas radiactivas, como el yodo-131, pero sus valores, o la intensidad de su radiación, así como la densidad de las partículas en el aire, se han reducido en su camino desde el Pacífico hasta la costa este de EEUU, en el Atlántico.

Los valores medidos se sitúan muy por debajo del límite considerado como un posible peligro para la salud humana, destaca en la nota Gerhard Wotawa, experto de la ZAMG.

La CTBTO, que tiene su sede en Viena, trasmite los datos de sus mediciones a los 182 estados miembros, que luego las hacen públicas si así lo desean, tal y como lo hace la ZAMG desde la semana pasada.

La mencionada Comisión tiene como objetivo supervisar cualquier detonación nuclear en el mundo, pero no publica directamente los datos que recolecta.

también te puede interesar