Internacionales

Reconocen situación precaria de viviendas entre mexicanos pobres

Casi nueve millones viven con bajos ingresos en el país

Viviendas precarias
Casi nueve millones de familias mexicanas con bajos ingresos viven en condiciones de hacinamiento, en casas con situación precaria o deterioradas, admite un informe divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). | Internet

Redacción Central |

Casi nueve millones viven con bajos ingresos en el país

Casi nueve millones de familias mexicanas con bajos ingresos viven en condiciones de hacinamiento, en casas con situación precaria o deterioradas, admite un informe divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La apreciación de la entidad paraestatal indica que en ese panorama de insuficiencia arroja que dos de cada 10 hogares en el país están en malas condiciones o son improvisados.

A tales consideraciones se suma otro estudio, circunscrito al Distrito Federal, de la Sociedad Hipotecaria Federal y el Centro de Investigación y Documentación de la Casa, según el cual dos millones de capitalinos viven hacinados.

El reporte “Estado de la vivienda en México 2010”, elaborado con datos aportados por el propio gobierno, reconoce que el 70 por ciento de las familias tienen dificultades para adquirir una vivienda.

Ello quiere decir -añade- que necesariamente quien aspire cubrir esa necesidad básica para la vida tienen que endeudarse, en tanto un 20 por ciento de las familias más pobres ni siquiera puede acceder a créditos.

El propio estudio indica que no existen ofertas suficientes de casas o apartamentos con los mínimos estándares de calidad para las clases desposeídas, por lo que miles de familias optan por asentamientos irregulares con precarias condiciones de vida.

Inergi especifica que los estados del país con la mayor crisis en la vivienda son Baja California, Chiapas, Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Un comentario del diario El Universal agrega que desde 2003, expertos de la ONU diagnosticaron que el país necesita construir 750 mil viviendas al año para satisfacer la demanda, aunque en el 2010 solo se edificaron 370 mil 424.

Añade que, aunque la Constitución de México señala que “toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa”,  el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), encargado de construir vivienda de interés social, reconoce que ese derecho es limitado.

Citando evaluaciones de la ONU, el cotidiano señala que México ha puesto en marcha varios planes hipotecarios de vivienda, incluidos los de Infonavit, pero la mayoría solo son accesibles a empleados con ingresos medios, lo que excluye a los pobres inmersos en la economía informal (40 por ciento de la población).

Resalta que aún hoy es visible en buena parte del territorio nacional la existencia de cadenas de ranchos improvisados a los largo de canales pestilentes, al lado de vías férreas o en quebradas, y cita casos de comunidades que viven en condiciones infrahumanas.

también te puede interesar