Internacionales

Aviones franceses atacaron a fuerzas terrestres libias

París dice que destruyó un vehículo militar libio en este ataque

Redacción Central |

París dice que destruyó un vehículo militar libio en este ataque

El primer ataque de una intervención armada en Libia,aprobada en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, fue de un avión francés y el disparo destruyó un vehículo militar este sábado cerca de las 1645 GMT, dijeron el sábado oficiales del Ejército y del Ministerio de Defensa galo.

“El primer objetivo fue detectado y destruido”, dijo el portavoz ministerial Laurent Teisseire a la prensa.

Un portavoz de las fuerzas armadas dijo en la misma rueda de prensa que la operación que, según París,  había frenado el avance de las fuerzas leales a Muammar Al Gaddafi involucraba a unos 20 cazas y un área de entre 100 y 150 kilómetros en torno al enclave oositor oriental de Bengasi.

Los aviones franceses que empezaron la operación militar en Libia abrieron fuego contra las fuerzas libias, anunció el Ministerio de Defensa, que subrayó que la misión pretende garantizar la exclusión del espacio aéreo y evitar ataques contra la población civil.

El coronel del Estado Mayor del Ejército Thierry Burkhard, indicó en una conferencia de prensa que uno de los cazas franceses implicados en las operaciones de esta tarde realizó “un tiro en torno a las 17.45 contra un vehículo militar de tipo por determinar”

Informó que el portaaviones francés Charles de Gaulle partirá desde Francia a Libia el domingo y un un centro de comando central para la operación aún estaba siendo instalado.

 Por otra parte. el comité mediador de la Unión Africana (UA) para la crisis en Libia viajará mañana a ese país árabe, anunció aquí una fuente de la organización continental.

La decisión fue adoptada en Nuakchot, capital mauritana, donde se encontraban sus cinco miembros, acorde con las precisiones.

Aunque estaba anunciada su asistencia, los mediadores se abstuvieron de participar en la reunión en París entre los miembros de la Unión Europea (UE) y los de la Liga Arabe, en la cual se acordó poner en vigor parte de la resolución aprobada el viernes último por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El grupo está integrado por los presidentes de Mauritania, República del Congo, Mali, Suráfrica y Uganda, además del presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping, y su propósito es encontrar una solución de última hora que evite una intervención militar en Libia.

La UA ha mostrado reservas respecto a los ímpetus intervencionistas de los Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, en particular Gran Bretaña y Francia.

El anuncio de la visita a Libia del comité panafricano ocurre tras la emisión de un parte en París, según el cual aviones franceses participaron en su primera acción militar en el país norteafricano, en específico, el ataque a un blindado libio, de acuerdo con trascendidos.

A la vez,  Rusia condenó este sábado que se esté preparando una operación internacional para actuar colectivamente en Libia contra el régimen de Muammar Al Gaddafi tras el anuncio ayer de las autoridades libias de un alto el fuego.

La decisión de Occidente demuestra “con qué fin preciso Francia y Gran Bretaña, y los que están con ellos, manifestaron tanta preocupación con los acontecimientos en Libia, declaró el jefe de la comisión de Asuntos Exteriores de la Duma (Cámara de Diputados), Konstantín Kosachov.

“Si de lo que se trata es de proteger a la gente, entonces ahora deberían hacer una pausa, pararse y observar cuán seria es esta declaración del alto el fuego y si a esta declaración le siguen hechos concretos”, dijo el diputado a la emisora de noticias “Vesti FM”.

Según Kosachov, “si esto no ocurre, querrá decir que la intención no es ayudar a la gente sino derribar el régimen”.

“Y entonces dejará de ser una intervención humanitaria para convertirse en una injerencia en los asuntos internos de Libia, de lo cual claramente no dice nada la resolución del Consejo de Seguridad” de la ONU, denunció.

En la cumbre sobre Libia organizada hoy en París, los países participantes se comprometieron a actuar colectivamente contra el régimen libio para que se cumpla la resolución 1973 de la ONU, al tiempo que el presidente galo, Nicolas Sarkozy, anunció que las operaciones militares contra las fuerzas de Gadafi ya comenzaron.

La víspera, Rusia saludó el alto el fuego anunciado por el régimen libio, aunque Kosachov advirtió que si no son más que palabras “lamentablemente una operación militar de grandes dimensiones se hace inevitable”.

Previamente, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Nikolái Makárov, afirmó que su país no participará en una operación militar contra Libia y subrayó que “eso está descartado”.

también te puede interesar