Internacionales

Cuestionan permanencia de embajador estadounidense en México

Piden al gobierno mexicano que haga respetar su soberanía nacional

Rosario Green
Senadora Rosario Green, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). | Internet

Redacción Central |

Piden al gobierno mexicano que haga respetar su soberanía nacional

La senadora Rosario Green, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), consideró inapropiada la permanencia del embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual Serrano, según declaraciones publicadas este viernes por medios mexicanos.

La ex canciller aseguró que Serrano se ha mantenido al parecer “por un acuerdo” entre los presidentes de ambas naciones, Felipe Calderón y Barack Obama, reportan los periódicos Vanguardia e Informador.

Green respondió preguntas de los periodistas en la sede del Senado al concluir una comparecencia de la canciller, Patricia Espinosa, quien eludió responder interrogantes relacionadas con el representante de Washington y los cables revelados por Wikileaks.

Al comentar el encuentro de los legisladores con la titular de Relaciones Exteriores, la senadora dijo que “en todo se ha subordinado el Gobierno de México al mandato de Estados Unidos, ya que la funcionaria nunca pudo decirnos que no”.

Mientras, en una ofensiva gubernamental por tratar de aclarar sus posiciones respecto a los fuertes cuestionamientos sobre la soberanía, Alejandro Poiré, secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, contradijo a Espinosa, al repetir la versión de que México desconocía la realización de la operación “Rápido y Furioso”.

Dicha operación consistió en dejar pasar armas de alto poder de fuego a territorio mexicano provenientes de Estados Unidos, con el supuesto objetivo de rastrear la ubicación de los cárteles de la droga.

En declaraciones para MVS Radio, Poiré dijo que la postura de México es que cualquier actividad que hubiese incluido el trasiego de armas hacia el país, sería sumamente grave y por tanto se debe castigar.

La víspera, la canciller aseguró ante el Senado que México sí conocía de la fallida operación, pero aclaró que no fue informado de que incluiría el paso de material bélico a territorio nacional.

En un comunicado del Consejo de Seguridad Nacional, el gobierno federal refirió que “como parte de la colaboración bilateral en materia de seguridad, las autoridades mexicanas han solicitado, en ocasiones y eventos específicos, al gobierno de los Estados Unidos, el apoyo de aviones no tripulados para la obtención de elementos e información específica”.

Tanto el tráfico deliberado de armas, como los vuelos con fines de información de inteligencia, constituyen blanco de las críticas de sectores políticos y sociales mexicanos, que acusan al gobierno de permitir la violación de la soberanía nacional.

también te puede interesar