Internacionales

Wikileaks denuncia uso de Internet para espiar

Assange afirmó que esa utilización de la red es un obstáculo a la libertad de expresión.

Redacción Central |

Assange afirmó que esa utilización de la red es un obstáculo a la libertad de expresión.

El fundador del sitio Wikileaks, Julian Assange, denunció este miércoles el fuerte poder de filtración de la red de Internet por parte de los gobiernos y dijo que es un obstáculo a la libertad de expresión.

En una conferencia en la Universidad de Cambridge el creador del portal Wikileaks afirmó que la red internauta “es la máquina de espionaje más poderosa que el mundo ha visto jamás”.

Ante los estudiantes presentes, que aguardaron fila durante horas para escucharle, Assange señaló que Internet le da a los gobiernos un mayor poder para controlar a sus ciudadanos.

Señaló que las revueltas populares en Túnez y Egipto no habrían sido posibles si el portal independiente no hubiera filtrado los cables diplomáticos del Departamento de Estado norteamericano referentes a la corrupción en esos países.

Los documentos confirmaron las sospechas de la población y dificultaron ante la opinión pública el apoyo de los gobiernos occidentales a estas administraciones, afirmó el editor principal de Wikileaks, que en julio pasado reveló los archivos secretos sobre la guerra en Afganistán, y posteriormente, los expedientes militares de Irak.

Apuntó como el rol menor  sitios de redes sociales como Facebook y Twitter en las protestas de Oriente Medio.

Según el comunicador australiano, perseguido por el Pentágono, Internet no es una tecnología que favorece la libertad de expresión ni los derechos humanos, sino que puede usarse para instaurar un régimen de espionaje totalitario.

Assange cumple desde diciembre pasado un arresto domiciliario en Reino Unido a la espera de una apelación para evitar ser extraditado a Suecia por supuestos abusos sexuales, lo cual de materializarse abriría el camino para una entrega forzosa a Estados Unidos, según denunciaron sus abogados.

La defensa considera improcedente la extradición al carecer las acusaciones de argumentos catalogados en el Derecho británico y sostiene que su defendido enfrentará en la nación escandinava un juicio amañado y parcial.

Afirma que si su cliente es entregado a Suecia podría terminar en última instancia en manos de Estados Unidos, cuyo gobierno podría confinarle en la ilegal cárcel de Guantánamo y finalmente procesado por un delito de alta traición.

El portal Wikileaks reveló a fines de noviembre pasado miles de cables diplomáticos secretos redactados por las embajadas estadounidenses al Departamento de Estado, los cuales desvelaron el apoyo de la administración estadounidense a gobiernos acusados de corrupción.

Así mismo reveló los vuelos secretos de aviones de la inteligencia norteamericana con prisioneros de las guerras de Iraq y Afganistán rumbo a Guantánamo, con escalas en aeropuertos europeos.

también te puede interesar