Internacionales

Latinoamérica desactivó alerta de tsunami por terremoto de Japón

El impacto que tuvo sobre sus costas el fenómeno provocado por el sismo fue menor

Redacción Central |

El impacto que tuvo sobre sus costas el fenómeno provocado por el sismo fue menor

Los países de América Latina con salida al Pacífico desactivaron este sábado las alertas por maremoto tras el impacto menor que tuvo sobre sus costas el fenómeno provocado por el sismo de Japón, que deja hasta el momento 1800 muertos o desaparecidos

La mayoría de países implicados tomaron medidas para enfrentar posibles daños, pero no se reportaron mayores problemas en donde previsiblemente pudiera haberse provocado algún suceso.

El oleaje se sintió especialmente en la Isla de Pascua, el norte y sur de Chile, donde se registraron algunos daños.

En la localidad de Dichato, a unos 400 km al sur de Santiago, el mar penetró unos 100 metros, y en la isla de Chiloé se presentó una variación del  mar de 8 metros, lo que causó daños menores en diez naves y otras 20 quedaron a  la deriva, indicó un informe de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI).

En Perú, las olas golpearon con fuerza el distrito costero de San Andrés, provincia de Pisco (sur), afectando a unas 300 viviendas con saldo de 200  damnificados.

Las olas alcanzaron una altura entre 15 cm y 1,45 metros, según la dirección de Hidrografía de la Marina de Guerra, que levantó la alerta de  maremoto en toda la costa peruana.

Ecuador, que durante el viernes ordenó evacuar de sus costas a casi 243.000 personas, tenía previsto levantar el estado de excepción este sábado, tras reportar daños mínimos en la provincia insular de Galápagos y otras cinco en la costa del Pacífico.

En Galápagos, a unos 1000 km al oeste de la costa ecuatoriana, se registraron inundaciones en zonas urbanas que sólo causaron daños menores.

En Colombia, las olas no superaron los 50 cm, por lo que la alerta y la restricción a bañistas u y pesqueros fue levantada poco antes de la medianoche del viernes, según Luz Amanda Pulido, directora de Atención y Desastres del gobierno.

Más al norte, México fue el primero en recibir la marejada procedente de Japón, que provocó un oleaje de entre 20 y 70 cm sin causar daños materiales ni víctimas, según la secretaría de Gobernación.

Tampoco se registraron episodios graves en las costas de los países de Centroamérica, que levantaron el estado de alerta y retomaron la normalidad este sábado.

también te puede interesar