Internacionales

Cuba muestra pruebas de actividades conspirativas de EE.UU.

Pretendieron instalar en la Isla un sistema ilegal de comunicación y espionaje con equipos sofisticados

Redacción Central |

Pretendieron instalar en la Isla un sistema ilegal de comunicación y espionaje con equipos sofisticados

La televisión cubana mostró hoy nuevas pruebas de planes en ejecución por Estados Unidos para tratar de instalar en la Isla un sistema ilegal de comunicación y espionaje con equipos sofisticados entrados ilegalmente al país y que afectaban la propia seguridad del Estado cubano.

Dalexis González Madruga, un joven graduado de ingeniero en telecomunicaciones en la Universidad “José Antonio Echeverría” fue contactado por agentes norteamericanos para la introducción clandestina de dichos equipos y la instalación  de esa red, pero quienes lo hicieron se sorprenden ahora conque estaban tratando con el agente Raúl del  Departamento de  Seguridad del Estado.

Un documental difundido esta noche por la televisión cubana divulgó en la propia voz e imagen del agente Raúl  los pasos dados para  tratar incluso de viabilizar un  sistema que transmitiera directamente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana mensajes encriptados y con informaciones clasificadas.

Como parte de los proyectos millonarios financiados por las distintas administraciones estadounidenses, el objetivo era también poder transmitir  directamente a territorio norteamericano materiales para ser utilizados en la organización y propaganda de planes desestabilizadores.

Se trataba de utilizar los adelantos tecnológicos y los conocimientos de González Madruga para los intercambios de información e instrucciones destinadas éstas últimas los contrarrevolucionarios residentes en al isla.

Las filmaciones hicieron un recuento de la participación de funcionarios de la Oficina de Intereses en reuniones con elementos contrarrevolucionarios para transmitir órdenes llegadas desde Estados Unidos y también registraron las actividades que le encomendaron y debió realizar González

El joven ingeniero cubano mostró la forma en que entraron al país antenas especiales, piezas y otros objetos destinados al fin señalado, enmascarados como artículos deportivos y aprovechando una competencia de surf efectuada en la isla.

Reveló que le fue asignado por los conspiradores el sobrenombre de Alejandro así como los lugares a donde debió acudir para recoger los envíos trasladados por viajeros procedentes de Estados Unidos.

Al darme cuenta de cuales eran las intenciones contra mi país, me convertí para ellos en el agente Alejandro, pero en realidad fui el agente Raúl de la Seguridad del Estado, subrayó.

El documental hace un recuente del trayecto de ese tipo de actividad conspirativa contra Cuba desarrollada desde la década de los años 60 por Estados Unidos y su financiamiento oficial,  incluyendo los 20 millones de dólares asignados a ese fin por la actual administración.

también te puede interesar