Internacionales

Gobierno libio anunció recuperación de ciudades tras desalojar a opositores

Se reportan combates en varias zonas del país

Muammar al-Gaddafi - Libia
El gobierno libio anunció este domingo la recuperación de varias ciudades que se encontraban en manos de opositores tras desalojarlos de ella por medio de una contraofensiva. | Internet

Redacción Central |

Se reportan  combates en varias zonas del país

El gobierno libio anunció este domingo la recuperación de varias ciudades que se encontraban en manos de opositores tras desalojarlos de ella por medio de una contraofensiva.

La televisión estatal Al Libya aseguró que las fuerzas de Gadafi habían recuperado Misrata, así como Ras Lanuf y la ciudad de Tobruk, todos entre Trípoli y la frontera con Egipto.

El vicecanciller libio Jaled Kaaim confirmó el domingo a la prensa que Zauiya, Misrata y Ras Lanuf están “bajo nuestro control, eso está confirmado”.

La televisión mostró imágenes de miles de personas que celebraban la “victoria contra los terroristas” en la Plaza Verde de Trípoli, así como en Sirte, la ciudad natal del “Guía de la Revolución”, y en Sebha (sur).

Pero los opositores, que desde el 15 de febrero se alzaron contra Gaddafi, negaron de inmediato validez a esos informes.

Mientras tanto  la ONU anunció que Gaddafi aceptó la visita de una misión de Naciones Unidas para evaluar necesidades existentes en materia humanitaria.

El vocero de la ONU también anunció que Ban Ki-moon designó al canciller de Jordania, Abdelilah Al-Khatib, como su enviado especial para Libia, con la misión de establecer contacto con el gobierno libio y de otros países de la región.

El emisario viajará en los próximos días al cuartel general de la ONU en Nueva York antes de desplazarse a Libia.

El hijo del líder libio, Saif al Islam, afirmó que Libia corría el riesgo de convertirse en “una Somalia del Mediterráneo”, con “piratas ante las costas de Sicilia, de Creta” y con “millones de emigrantes”.

La revuelta adquiere ahora los tintes de una guerra civil y la televisión estatal libia anunció que las fuerzas fieles al coronel Gadafi se dirigían a Bengasi, feudo de la oposición a unos mil kilómetros al este de Trípoli.

El ejército libio intentó en los últimos días lanzar una contraofensiva para detener el avance de los insurgentes, bombardeando Ajdabiya y Brega, al oeste de Bengasi.

Pero la insurgencia, una mezcla de jóvenes sin verdadera experiencia de combate y de militares que se unieron a la oposición, logró pese a todo avanzar hasta la ciudad petrolera de Ras Lanuf, a 300 km al sudoeste de Bengasi.

Sin embargo, la televisión estatal Al Libya aseguró este domingo que las fuerzas de Gadafi habían recuperado Misrata, así como Ras Lanuf y la ciudad de Tobruk, todos entre Trípoli y la frontera con Egipto.

En Ras Lanuf, según  periodistas de la AFP comprobaron además que esa ciudad seguía en manos de los insurrectos que la habían tomado el sábado, aunque el domingo por la mañana la aviación de Gaddafi llevó a cabo dos ataques. Los bombardeos no dejaron víctimas, según los primeros informes, aunque provocaron movimientos de pánico..

En cambio, los intensos combates obligaron a los insurgentes a retirarse de Bin Jawad, a unos 30 km de Ras Lanuf, desde donde habían esperado avanzar hasta Sirte, que se halla unos 160 km más hacia el oeste. Según fuentes médicas esos combates dejaron al menos dos muertos y 30 heridos, entre ellos un periodista francés.

En Trípoli se desarrolló  una manifestación de apoyo a Gadafi “para celebrar la victoria”. Soldados, policías y milicianos dispararon al aire para expresar su alegría. En el centro, entre cuatro y cinco mil  personas partidarias de Gaddafi se congregaron en la plaza Verde.

El líder libio advirtió que la crisis en Libia podría crear una estampida hacia Europa de migrantes africanos y asiáticos que trabajan en su país.

Más de 100 mil  personas huyeron  por la frontera con Túnez desde el 20 de febrero, según la ONU. En total, 191 mil  personas abandonaron el país y unas 10 mil  se dirigían hacia la frontera egipcia, según la misma fuente.

En la ONU, los diplomáticos anunciaron el domingo que la comisión de sanciones sobre Libia celebraría su primera reunión en los próximos días y sería presidida por Portugal.

Por su parte, el papa Benedicto XVI expresó este domingo su preocupación por los enfrentamientos que “han provocado numerosos muertos y una crisis humanitaria creciente” en Libia.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar