Internacionales

Intensifican ayuda a damnificados en Bolivia

El gobierno de Evo Morales no dejará desamparado a ningún afectado por las lluvias

Damnificados por intensas lluvias
El gobierno boliviano del Presidente Evo Morales activó un plan de ayuda para los cinco mil damnificados que dejaron las inundaciones, deslizamientos de tierra y desbordamientos de ríos provocados por el paso de las lluvias en el país. | Internet

Redacción Central |

El gobierno de Evo Morales no dejará desamparado a ningún afectado por las lluvias

El gobierno boliviano del Presidente Evo Morales activó un plan de ayuda para los cinco mil damnificados que dejaron las inundaciones, deslizamientos de tierra y desbordamientos de ríos provocados por el paso de las lluvias en el país.  

Morales destinó alimentos y refugio para los ciudadanos que lo perdieron todo tras sucesivos derrumbes en la ladera este de La Paz.

El presidente boliviano comparó las consecuencias de la tragedia de esa ciudad con las que genera un terremoto.

Los derrumbes en la ciudad boliviana comenzaron el pasado sábado en horas de la noche en el barrio Kupini II, el más afectado, por lo que el Ejecutivo instó a los habitantes de la zona a adoptar medidas de prevención que eviten más víctimas fatales ante la amenaza de nuevos derrumbes.

Una campaña conjunta de solidaridad para recolectar insumos para los damnificados también es desarrollada por las autoridades.

La Aduana Nacional es una de las instituciones que coordina el abastecimiento para los pobladores de las zonas impactadas por el desastre natural.

Morales anunció un plan coordinado con la Empresa Pública Social de Aguas y Saneamiento (EPSAS), para dotar de agua potable a las zonas del derrumbe.

Los departamentos más afectados por el temporal son la oriental Santa Cruz, Cochabamba (centro), Beni (noreste), Chuquisaca (sur) y Tarija (sur), según  precisó el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco.

El Jefe de Estado prometió la construcción de viviendas para los damnificados y les garantizó la atención.

Desde diferentes partes del mundo, el gobierno boliviano ha recibido mensajes de solidaridad ante la situación de emergencia que mantienen las lluvias. El mandatario iraní, Mahmud Ahmadinejad, y el Gobierno de Ecuador están entre los Ejecutivos que ofrecieron su ayuda para enfrentar la tragedia.

“El gobierno ecuatoriano se encuentra presto a cooperar con Bolivia”, señaló en una misiva de la Cancillería.

Desde que se intensificaron las lluvias en enero, decenas de sectores de la ciudad de La Paz han sido declarados en alerta roja . Las precipitaciones hasta el momento han dejado un total de 11 mil 700 damnificados en todo el país.

también te puede interesar