Internacionales

Redes sociales sirvieron a un mexicano para secuestrar personas

Se dedicaba a contactar estudiantes por esa vía

Redacción Central |

Se dedicaba a contactar estudiantes por esa vía

La policía mexicana detuvo este sábado a un joven que utilizaba las redes sociales para llevar adelante su plan de secuestros de estudiantes en el estado central de Puebla.

Pedro López Biffano, alias “El César”, “El Paco” o “El Pelón”, de 19 años, fue capturado cuando mantenía retenido a un joven estudiante, por quien exigía un rescate de 100 mil pesos (ocho mil 130 dólares), así como dos vehículos con facturas endosadas a cambio de su libertad, informó la Procuraduría General de Justicia de Puebla (fiscalía local) en un comunicado, según la agencia EFE.

Agentes de la Unidad Especializada en la Investigación y Combate al Delito de Secuestro, de la Fiscalía de Puebla, detuvieron al joven secuestrador en las inmediaciones de un hospital de Puebla, al momento en que cobraba el rescate para la liberación de su última víctima.

Los agentes descubrieron al secuestrado en la vivienda de López Biffano, ubicada en un conjunto residencial, el cual estaba esposado a los barrotes de una cama.

El sospechoso confesó a las autoridades que planeó y llevó a cabo un total de cuatro secuestros, señaló la fiscalía.

López Biffano seleccionaba y contactaba a los jóvenes que iba a secuestrar a través de redes sociales en Internet, “entablaba una amistad con ellos y posteriormente los citaba en el zócalo de la ciudad”, donde “mediante engaños los llevaba a algún motel del centro de Puebla o a su casa”.

Una vez a solas, el presunto secuestrador los mantenía en cautiverio, sometiéndolos con grilletes o flejes de plástico para que proporcionaran los datos de sus familiares así como de propiedades, situación económica y números telefónicos, entre otras cosas, destacó la dependencia.

El joven delincuente pedía el rescate el mismo día en que cometía los secuestros y solicitaba entre 10 y 100 mil  pesos, así como vehículos con la factura endosada, añade la información de la agencia de noticias española.

Según las autoridades, López Biffano dejaba en libertad a sus víctimas bajo la amenaza de que si denunciaban el crimen “los buscaría para matarlos junto con sus familias”.  Adicionalmente, el detenido confesó que con tres sujetos más robó al menos 15 tiendas de autoservicio de la cadena Oxxo en Puebla.

El joven había trabajado en esa cadena de tiendas y tenía en su poder un uniforme, por lo que mientras sus cómplices asaltaban el local y pintaban las cámaras de seguridad con pintura en aerosol, López Biffano fingía que atendía el negocio para no despertar sospechas.

De acuerdo con un estudio de la Cámara de Diputados de México, en el país se denuncian cada día alrededor de cuatro secuestros, sin contar los delitos de este tipo que no son conocidos por las autoridades.

también te puede interesar