Internacionales

Policía marroquí agredió a saharauis heridos

Las víctimas dirigían al principal hospital de El Aaiún el 8 de noviembre pasado tras el desmantelamiento del campamento de protesta en Gdeim Izik

Human Rights Watch - HRW
La Policía marroquí golpeó a saharuis heridos cuando se dirigían al principal hospital de El Aaiún el 8 de noviembre pasado tras el desmantelamiento del campamento de protesta en Gdeim Izik, según ha denunciado este viernes la organización no gubernamental Human Rights Watch. | internet

Redacción Central |

Las víctimas dirigían al principal hospital de El Aaiún el 8 de noviembre pasado tras el desmantelamiento del campamento de protesta en Gdeim Izik

La Policía marroquí golpeó a saharuis heridos cuando se dirigían al principal hospital de El Aaiún el 8 de noviembre pasado tras el desmantelamiento del campamento de protesta en Gdeim Izik, según ha denunciado este viernes la organización no gubernamental Human Rights Watch.

En el informe titulado Sahara Occidental, Golpes y Abusos de las Fuerzas de Seguridad marroquíes, HRW ha puesto de relieve una agresión que observó un empleado del centro médico saharaui, que pudo ver cómo los policías sacaban a tres heridos de un taxi para golpearles y agredían igualmente al conductor del vehículo.

Un trabajador del hospital le dijo a HRW que observó un ataque en el que la Policía rompió la ventana de un taxi que se dirigía al hospital con tres saharauis heridos y les golpeó, tanto a los heridos como al conductor, antes de dejar marchar el taxi y detener a sus tres pasajeros, ha señalado.

En este sentido, ha afirmado que varios saharauis que fueron golpeados antes de llegar al hospital manifestaron después que no acudirían a recibir tratamiento porque temían a la Policía que estaba allí.

La ONG mantiene que, de acuerdo con más de un testigo al que entrevistó en El Aaiún, la Policía impidió el acceso al principal hospital de El Aaiún durante gran parte del día 8 de noviembre, en algunos casos asaltando a civiles que precisaban tratamiento por sus heridos.

Tras haber entrevistado en El Aaiún a siete detenidos y a saharauis que sufrieron ataques en sus casas tras el desmantelamiento, HRW ha acusado a las fuerzas de seguridad marroquíes de golpear repetidamente y de abusar de los detenidos, así como de atacar directamente a civiles.

La ONG ha criticado las restricciones al acceso de la prensa a El Aaiún en los días inmediatamente posteriores al desmantelamiento del campamento y los disturbios y que no se haya arrestado a ningún civil marroquí por los daños causados en los dos barrios que tuvo oportunidad de visitar y de entrevistar a los propietarios de los inmuebles.

también te puede interesar