Internacionales

Piden el cese de la represión en Honduras

En el país hay cientos de sicarios, que cuentan con el asesoramiento de paramilitares colombianos, para desalojar a las familias campesinas

Abogado Andrés Pavón - presidente de CODEH
El abogado Andrés Pavón, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), propuso llevar el caso al Consejo de Derechos Humanos y al Consejo Económico y Social de la ONU. | latribuna.hn

Redacción Central |

En el país hay cientos de sicarios, que cuentan con el asesoramiento de paramilitares colombianos, para desalojar a las familias campesinas

La violencia en Honduras no se detiene pues esta semana fueron asesinados cinco campesinos, razón por la cual un grupo de organizaciones sociales y defensores de los derechos humanos llamaron a la comunidad internacional a exigir el cese de la represión en el país centroamericano.

Los labriegos Ignacio Reyes, Teodoro Acosta, Siriaco Muñoz, Raúl Castillo y José Luis Sauceda, miembros del Movimiento Unificado de Campesinos del Aguán (MUCA), fueron baleados el lunes por guardias privados pertenecientes al empresario Miguel Facussé.

En un comunicado, el MUCA condenó el ataque brutal y despiadado del cual fueron víctimas sus compañeros y advirtió que continuarán la lucha por la recuperación de tierras usurpadas por los terratenientes.

El abogado Andrés Pavón, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), propuso llevar el caso al Consejo de Derechos Humanos y al Consejo Económico y Social de la ONU.

Hay que decirle a la comunidad internacional que aquí hay impunidad, que aquí hemos agotado la jurisdicción interna, declaró.

Pavón promoverá una denuncia contra Facussé por el asesinato de 19 campesinos desde diciembre pasado.

El presidente del Codeh denunció también que este empresario utiliza dinero del Fondo Monetario Internacional, el Banco Centroamericano de Integración Económica y el Banco Internacional de Desarrollo para organizar su propio ejército.

El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) denunció, por su parte, que en el país hay cientos de sicarios, que cuentan con el asesoramiento de paramilitares colombianos, para desalojar a las familias campesinas.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que exija el cese de la represión en Honduras y, particularmente, en el Valle del Aguán, donde se repiten periódicamente y con total impunidad actos de violencia contra el pueblo, señaló el FNRP.

también te puede interesar