Internacionales

Documento de EE.UU. reconoce poder de narcotraficantes mexicanos

Grupo Barrio Azteca es el primer cártel mexicano-estadounidense

Redacción Central |

Grupo Barrio Azteca es el primer cártel mexicano-estadounidense

Un estudio entregado por autoridades de Estados Unidos reveló el avance arrollador de los narcotraficantes mexicanos que, además de su control  en amplias zonas del territorio de ese país,  ya crearon el Grupo Barrio Azteca, el primer cártel mexicano-estadounidense.

El informe, en manos de senadores de México, fue publicado por el diario Excelsior de esa nación y revea que el poder de los siete cárteles de la droga que operan en México se extendió a tal grado que ahora cuentan con oficinas en 230 ciudades de Canadá y Estados Unidos.

Pero no eso sólo porque, además,  tienen presencia comercial en 17 naciones de América, Europa, Asia y África, lo cual supuestamente tiene en alerta a las autoridades de Estados Unidos.

Sin embargo, Excelsior dice que es el avance del Barrio Azteca lo que preocupa más al gobierno norteamericano, pues se ha convertido en el primer grupo criminal binacional cuyo crecimiento lo comienza a convertir en “insurgencia criminal”.

Así lo revela el estudio Bandas, Cárteles y Seguridad Nacional de Estados Unidos, entregado por autoridades de esa nación a senadores mexicanos relacionados con los temas de seguridad y justicia, para mostrar parte de los datos que llevan a integrantes de los poderes políticos estadounidenses a considerar al narcotráfico como la principal amenaza para su seguridad nacional.

En el documento, cuya copia en español fue proporcionada a Excélsior, destaca que Estados Unidos se ha quedado corto en su trabajo de combate al crimen organizado dentro de su territorio, pero también en su cooperación con el resto de naciones “amigas” que sufren este grave problema. “Los Estados Unidos deberían enfocarse en limpiar su propia casa”, dice.

Estados Unidos debería apoyar operaciones más efectivas en contra de los cárteles, lograr una efectiva reducción en el consumo  de drogas y  luchar en contra de la influencia de la cultura de las bandas particularmente en los jóvenes en las escuelas.

“Ganarle a los cárteles y asegurar la seguridad en el futuro en los países, significa desmantelar sus redes y manejarlos hasta que estos se conviertan de poco impacto en niveles que puedan ser controlados por las autoridades locales”, destaca el informe ahora divulgado.

también te puede interesar