Internacionales

Ejército boliviano es socialista, antiimperialista y anticapitalista, dijo su jefe

Habló durante la celebración de los 200 años del arma

Ejercito boliviano
El comandante general del Ejército boliviano, Antonio Cueto, calificó este domingo al arma que dirige como socialista, antiimperialista y anticapitalista, al hablar en la ceremonia de celebración de los 200 años de su creación. | Internet

Redacción Central |

Habló durante la celebración de los 200 años del arma

El comandante general del Ejército boliviano, Antonio Cueto, calificó este domingo al arma que dirige como socialista, antiimperialista y anticapitalista, al hablar en la ceremonia de celebración de los 200 años de su creación.

En su discurso, afirmó que la Constitución promulgada en 2009 “da lugar a que el Ejército surja como una institución socialista, comunitaria”.

“Nos declaramos antiimperialistas, porque en Bolivia no debe existir ningún poder externo que se imponga, queremos y debemos actuar con soberanía y vivir con dignidad. También nos declaramos anticapitalistas porque este sistema está destruyendo a la Madre Tierra”, afirmó.

Ponderó el aporte indígena a la emancipación contra el dominio colonial español y, en particular, en la batalla de Aroma, primera por la independencia desplegada en el territorio.

También alabó la contribución de los militares bolivianos de todas las épocas a la consolidación del país y, sobre todo, en la coyuntura creada bajo la impronta del Gobierno del cambio, encabezado por Morales, señaló Prensa Latina.

Este Ejército hoy celebra orgulloso su bicentenario como crisol de la nacionalidad, porque incluye en sus filas a bolivianas y bolivianos de todas las regiones, interesados en potenciar el desarrollo de la nación en correspondencia con la Constitución Política del Estado , afirmó.

Cueto declaró el carácter anticapitalista de las filas bajo su mando, porque este sistema está destruyendo la Madre Tierra y ratificó el rechazo del cuerpo castrense a la guerra, no así a hacer uso del legítimo derecho de defender el territorio de incursiones extranjeras .

Igual, remarcó la determinación de defender las fronteras bolivianas, los recursos naturales de la nación, impedir el establecimiento de bases militares extranjeras e impulsar el proceso de reestructuración de las tropas y de su preparación, entre otras acciones, acordes con el nuevo contexto.

El Ejército boliviano va al lado de los movimientos sociales, buscando siempre que se cumpla la política del Vivir Bien porque su esencia es el pueblo, enfatizó.

El comandante nacional del Ejército, general Antonio Cueto, afirmó que la Constitución promulgada en 2009 “da lugar a que el Ejército surja como una institución socialista, comunitaria”.

“Nos declaramos antiimperialistas, porque en Bolivia no debe existir ningún poder externo que se imponga, queremos y debemos actuar con soberanía y vivir con dignidad. También nos declaramos anticapitalistas porque este sistema está destruyendo a la madre tierra”, afirmó, durante un acto por el bicentenario del Ejército.

Esa institución asume como año de creación 1810, cuando comenzaron las revoluciones independentistas en el actual territorio boliviano contra la corona española.

Cueto criticó a los “Gobiernos neoliberales” bolivianos que “pactaron con el sistema capitalista, buscando la destrucción de las Fuerzas Armadas” del país, “con planes que disminuían progresivamente su capacidad operativa”.

Ratificó que el Estado boliviano “es pacifista”, pero también se reserva “el legítimo derecho a la defensa” de su territorio y agregó que los militares “no van a permitir bajo ninguna circunstancia la instalación de bases extranjeras” en su territorio.

A su vez, el presidente Evo Morales pidió a los militares que estén preparados para defender la soberanía de Bolivia, ante la posibilidad de que cualquier imperio intente intervenir militarmente su país, como lo hicieron hace 200 años.

“La historia demuestra que el Ejercito nace con una posición antiimperialista porque ha combatido el imperio europeo desde 1810”, afirmó Morales, al destacar que el “nacionalismo militar” de las Fuerzas Armadas no fue “importado ni impuesto”, sino que nació tras la Guerra del Chaco librada contra Paraguay entre 1932 y 1935.

Morales reapareció en público hoy, usando muletas, tras una semana de recuperación en una clínica privada de la ciudad central de Cochabamba, donde fue operado de la rodilla izquierda.

Al acto también asistieron los comandantes de los Ejércitos de Chile, Juan Miguel Fuente-Alba, y de Ecuador, Patricio Cáceres, además de delegaciones militares de Argentina, Brasil, Chile y Perú.

El Ejército boliviano ratificó su compromiso con el proceso de cambio que impulsa el Gobierno y resaltó el lema “Patria o muerte, venceremos. Subordinación y constancia, viva Bolivia” en el himno que estrenó en conmemoración de su bicentenario.

también te puede interesar