Internacionales

Sostuvieron conversaciones Daniel y Lula

Trataron sobre la integración en América Latina y Centroamérica y la agenda bilateral entre ambas naciones Acordaron convenios en varios sectores e inversiones en nuestro país

Daniel Ortega en un encuentro con Lula da Silva
El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, se reunió este miércoles en el Palacio de Itamaraty, Brasil, con el mandatario de esa nación, Luiz Inácio Lula da Silva | César Pérez

Redacción Central |


»
Trataron sobre la integración en América Latina y Centroamérica y la agenda bilateral entre ambas naciones
» Acordaron convenios en varios sectores e inversiones en nuestro país
» Daniel y Rosario en Brasil

El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, se reunió este miércoles en el Palacio de Itamaraty, Brasil, con el mandatario de esa nación, Luiz Inácio Lula da Silva, con quien conversó sobre la marcha del proceso de integración de América Latina y el Caribe, la integración centroamericana y la agenda bilateral entre ambas naciones.

El mandatario nicaragüense recordó que la paz en la región centroamericana se logró alcanzar con la determinación de los gobernantes del área de dialogar, a pesar de las presiones que ejercieron los gobernantes norteamericanos para que no se dialogara con Nicaragua.

Esto permitió abrir un proceso nuevo en la región centroamericana, un nuevo proceso en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, enfrentando los grandes desafíos que aún tienen hoy nuestros pueblos, la lucha contra la pobreza, por llevar el bienestar a las familias centroamericanas, así como el fortalecimiento de la integración centroamericana y el del SICA.

Señaló que dicho fortalecimiento se vio de pronto gravemente afectado por el golpe de Estado en Honduras. El líder sandinista dijo en Brasil que es necesario crear condiciones en Honduras para que este país pueda incorporarse nuevamente a la Organización de Estados Americanos (OEA), y que en correspondencia también se pueda integrar al SICA. Es un reto que tenemos, afirmó el gobernante nicaragüense.

El comandante Daniel lamentó el golpe de Estado en Honduras que depuso al legítimo presidente de ese país, Manuel Zelaya Rosales. Expresó que esa acción ilegítima e ilegal se dio cuando menos se esperaba, cuando ya parecía que los golpes habían desaparecido en la región y  la misma ha provocado una enorme herida al proceso de integración centroamericana, por lo que se tiene que trabajar para superar esa situación.

El mandatario sandinista expresó que el SICA puede ir desarrollando relaciones con UNASUR, pero que para eso es necesario normalizar las relaciones en la región centroamericana en el marco del SICA.

Señaló que UNASUR es un destacamento de naciones latinoamericanas trabajando hacia la unidad, así como también lo es la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que trabaja por la unidad, el proyecto Mesoamericano y el SICA.

Indicó que, actualmente, hay grandes tensiones en la región y  la solución a las mismas, bajo ningún punto de vista, puede ser la guerra. Terrible sería para América Latina y el Caribe una guerra en estas circunstancias, agregó.

El comandante Daniel dijo estar convencido de que por encima de las complejidades que se presentan, se crearán las condiciones para la paz, para la estabilidad entre pueblos y naciones hermanas como Venezuela y Colombia.

Recordó que le ha manifestado en varias ocasiones al presidente Álvaro Uribe que ese conflicto en Colombia, debe resolverse en primer lugar con la voluntad de los colombianos de buscar la paz y encontrar acuerdos que le den seguridad y estabilidad a todo ese pueblo hermano, de lo cual se derivará la estabilidad y paz de la región.

El gobernante sandinista recordó que en la reunión de Bahía, en Brasil, se tomó la decisión de conformar una organización de Estados latinoamericanos y caribeños, un compromiso que tenemos que cuidar y que sólo se podrá alcanzar defendiendo la paz a toda costa.

Destacó los esfuerzos y las iniciativas realizadas por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a favor de la paz que van más allá de la región más inmediata y  encaminadas a buscar la unidad. El comandante Daniel indicó que estas iniciativas las valora como un compromiso con la seguridad misma a favor de la sobrevivencia de la especie humana.

El comandante Daniel aseguró que la paz está amenazada en el mundo, no sólo por los conflictos bélicos, sino por la destrucción del medio ambiente, algo que ha venido caminando aceleradamente. Tenemos que unir esfuerzos para defender el derecho de la humanidad a tener una casa sustentable que es el planeta tierra, señaló.

El líder sandinista recordó que el mandatario brasileño visitó Nicaragua en el 2007, y  siempre ha sido solidario con nuestra lucha. De esa visita surgieron una serie de convenios y acuerdos, entre los cuales se destacan el programa Hambre Cero.

Nos inspiró Brasil, nos inspiró Lula para desarrollar este programa en Nicaragua, atendiendo fundamentalmente a las mujeres en el campo, para que pudieran incorporarse a las actividades productivas como sujetos económicos, apuntó.

También se acordaron convenios en el campo social, en el campo de la salud, de la educación, el tema del medio ambiente e inversiones que ayudan a generar empleos en nuestro país y a evitar que por falta de trabajo los nicaragüenses emigren y arriesguen la vida cruzando fronteras, hacia el norte principalmente.

El mandatario se refirió al proyecto hidroeléctrico Tumarín, en donde están involucradas empresas brasileñas, con el respaldo del Estado brasileño e instituciones financieras regionales.

Este proyecto le permitirá a Nicaragua alcanzar más del 47 por ciento de su generación energética total a base de plantas hidroeléctricas.

El presidente Daniel invitó al gobernante brasileño a participar en la inauguración de la planta hidroeléctrica Tumarín, una obra de enormes dimensiones y de un impacto muy grande.

Explicó que con esta generación de energía, vamos a fortalecer las capacidades de generación a nivel regional.

Quiero expresar nuestra solidaridad y el acompañamiento que tuvimos en su momento, con la tragedia que vivió Brasil con las inundaciones, dijo el presidente Daniel.

Gracias querido hermano Luiz Inácio Lula da Silva, a todo su equipo de trabajo, al pueblo brasileño y a todos aquellos que están interesados de forma práctica en contribuir al desarrollo de nuestro país. Invito a brindar por el presidente Lula y por el fortalecimiento de las relaciones entre Brasil y Nicaragua, concluyó el mandatario nicaragüense.

también te puede interesar