Internacionales

Firmas extranjeras transfieren al exterior fondos financieros afganos

Los recursos son miles de millones de dólares donados al país para su reconstrucción

Hazrat Omar Zakhilwal
Una verdadera fuga de capitales escenificaron agencia financieras y compañías internacionales al transferir al exterior más de cuatro mil millones de dólares otorgados por donantes como ayuda a Afganistán, denunció este jueves el ministro de Finanzas, Hazrat Omar Zakhilwal. | Internet

Redacción Central |

Los recursos son miles de millones de dólares donados al país para su reconstrucción

Una verdadera fuga de capitales escenificaron agencia financieras y compañías internacionales al transferir al exterior más de cuatro mil millones de dólares otorgados por donantes como ayuda a Afganistán, denunció este jueves el ministro de Finanzas, Hazrat Omar Zakhilwal.

En una rueda de prensa en Kabul, Zakhilwal precisó que se trata de cuatro mil 200 millones de dólares que llegaron al país en los últimos tres años, pero de inmediato fueron sacados para fines desconocidos.

El ministro agregó que de casi 20 mil millones de dólares de ayuda exterior, el gobierno afgano sólo utilizó mil millones, mientras que el resto lo emplearon las mismas agencias de los donantes.

Las declaraciones de Zakhilwal se realizaron en momentos que se encuentra en esta capital el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, quien dialoga con las autoridades afganas sobre corrupción y la aplicación plena de la ley en el país.

Precisamente, el fiscal general afgano expresó que el embajador de Washington en Kabul le sugirió su renuncia si no detenía al director del Afghan United Bank por denuncias de corrupción.

El fiscal Mohammed Eschak Aloko explicó a medios informativos que el diplomático estadounidense Karl Eikenberry le instó a arrestar a Ají Muhammad Rafi Azimi, director del Afghan United Bank, o de lo contrario dimitiera él mismo.

Aloko afirmó que no se podía detener al banquero Azimi debido a la falta de evidencias que lo incriminaran y ese planteamiento fue comunicado al embajador de Estados Unidos, Eikenberry, quien abandonó indignado su oficina.

también te puede interesar