Internacionales

Afecta la sequía la navegación por ríos amazónicos

Debido a la época de seca, los factores climáticos, y los efectos secundarios del fenómeno de El Niño, la cuenca amazónica de Bolivia tiene bajos niveles de agua

Sequia amazóna
El caudal de los ríos en la cuenca amazónica de Bolivia bajó a niveles inferiores al promedio para la temporada por la falta de lluvias lo que dificulta la navegación, principal medio de transporte en la zona, informó una autoridad. | Internet

Redacción Central |

Debido a la época de seca, los factores climáticos, y los efectos secundarios del fenómeno de El Niño, la cuenca amazónica de Bolivia tiene bajos niveles de agua

El caudal de los ríos en la cuenca amazónica de Bolivia bajó a niveles inferiores al promedio para la temporada por la falta de lluvias lo que dificulta la navegación, principal medio de transporte en la zona, informó una autoridad.

Hasta el 25 de junio el nivel de los ríos estaban por debajo de los promedios normales debido a la época seca, a los factores climáticos, y a los efectos secundarios del fenómeno de El Niño, dijo el lunes el director del Servicio Nacional de Hidrografía Naval (SNHN), capitán Jorge Espinosa.

Según el SNHN las aguas de los ríos seguirán disminuyendo hasta septiembre cuando llegan las primeras lluvias.

El hecho es que los ríos son el principal medio de transporte en los departamentos amazónicos de Beni y Pando. Ambos tienen pocos caminos y las rutas asfaltadas son escasas.

Muchas poblaciones del nordeste de Bolivia se aprovisionan de combustible que llega en pequeñas embarcaciones-cisterna que navegan los ríos.

Según Espinosa el descenso en los caudales es normal en esta época pero el fenómeno es más intenso este año.

La sequía que castiga varias regiones del país es particularmente intensa por el fenómeno climático de El Niño y los trastornos del clima, dijo Espinosa.

La semana pasada el presidente Evo Morales declaró emergencia en el sureste y el Chaco boliviano, que forman frontera con Paraguay, Brasil y Argentina tras una fuerte sequía que diezmó cultivos y pone en riesgo unas 150 000 cabezas de ganado.

Con fondos públicos el gobierno comenzó a distribuir a esa zona unas 1000 toneladas de alimento para ganado, además de semillas y sales minerales a unas 11 000 familias afectadas por la sequía.

también te puede interesar