Internacionales

Cumple 50 años inicio de operaciones ilegales de EE.UU. contra Cuba

Documentos oficiales admiten plan para destruir la Revolución cubana

Invasión a Playa Girón
Grupos de contrarrevolucionarios cubanos se unieron para una fracasada invasión a Playa Girón | Internet

Redacción Central |

Documentos oficiales admiten plan para destruir la Revolución cubana

En medio de la actual campaña mediática contra Cuba, dirigida e impulsada desde Estados Unidos, se cumplieron 50 años de la Orden Ejecutiva firmada por el presidente norteamericano Dwight Eisehower aprobando operaciones encubiertas ilegales destinadas a destruir la Revolución Cubana.

Este documento, suscrito el 17 de marzo de 1960 en el salón Oval de la Casa Blanca en presencia del Consejo de Seguridad Nacional se denominó oficialmente  “Un programa de Acción Encubierta contra el Régimen de Castro” y fue la autorización expresa para desatar las incursiones terroristas, incrementar los sabotajes, favorecer alzamientos de grupos contrarrevolucionarios y desatar la fracasada invasión de Playa Girón.

Fueron cuatro los puntos aprobados por el gobierno estadounidense: formar una organización de exiliados, casi todos antiguos personeros de la dictadura de Fulgencio Batista, que sirviera de pantalla a las operaciones violentas realmente dirigidas por la CIA, crear una organización de inteligencia y acción encubierta dentro de Cuba, inaugurar una emisora de radio en la isla Swan para transmitir hacia la nación antillana e iniciar la formación de una fuerza militar para invadir Cuba.

Eisenhower resaltó el secreto de aquel plan y argumentó que cada unote los presentes debía estar dispuesto a negar su existencia y sólo dos o tres personas  tener contacto con los grupos involucrados, señalan los documentos desclasificados, reconociendo la ilegalidad de lo que se tramaba contra el pueblo cubano.

“Nuestras manos no deben aparecer en nada de lo que se está haciendo”, ordenó Eisenhower,  segùn relata textualmente el desclasificado memorando de la Conferencia con el Presidente de los archivos de la CIA.

Como era de esperarse, inmediatamente se recrudecieron los ataques contra instalaciones cubanas de todo tipo, los asesinatos de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, campesinos que se oponían a los grupos de alzados en las montañas del centro del país, jóvenes alfabetizadotes y se preparó la invasión de Playa Girón.

Cinco décadas después, Cuba es ahora víctima de una campaña mediática de grandes proporciones donde se trata de presentar como desconocedora de derechos humanos a una revolución que ha demostrado su defensa como uno de sus principales objetivos y se desarrollan provocaciones a partir de la muerte de un preso común reclutado por la contrarrevolución.

La acusan quienes son señalados por los pueblos del Mundo como verdaderos enemigos de esos derechos estableciendo cárceles clandestinas, secuestros en distintas partes del mundo de personas a quienes después se les tortura y encarcela sin derecho a juicio, desarrollo de guerras injerencistas y opresión política y económica contra los países más pobres.

A la par, Cuba sigue resistiendo de pie firme, no sólo esas campañas basadas en falsedades, sino también el más largo bloqueo económico, comercial y financiero de una potencia a un pequeño país, manteniendo la dignidad como su escudo principal ante la soberbia del agresor.

también te puede interesar