Internacionales

CHILE: Amplían toque de queda en Concepción por saqueos

Dramáticos relatos de los efectos del tsunami en pueblos costeros

Sismo en Chile
CHILE: Amplían toque de queda en Concepción por saqueos. | AP

Redacción Central |

Dramáticos relatos de los efectos del tsunami en pueblos costeros

» Embajada en Chile contactó a nicaragüenses residentes allí
» Más Información

Decenas de individuos salieron nuevamente a las calles al atardecer de este martes en Concepción  para asaltar locales de alimentos, ropas, gasolineras y farmacias pese a los intentos de la policía por contener los saqueos, tras el terremoto del sábado que ya  ha dejado 723 muertos.

Ante el incremento de los saqueos, las autoridades ampliaron el toque de queda de las 20.00 horas hasta las 12.00 en la zona de Concepción, informó el subsecretario del Interior, Patricio Rosende.

Señaló que el aumento de la dotación militar y policial en la zona a siete mil efectivos tiene el objeto de restablecer el orden en todos los lugares donde sea alterado .

El toque de queda impuesto el lunes era desde las 21.00 hasta las 06.00. Es el primero que se implanta en Chile en dos décadas.

La presidenta Michelle Bachelet reaccionó reforzando la presencia militar en la zona de Concepción y anunció que siete mil  militares se desplegarán de inmediato en las zonas siniestradas.

Asimismo, informó sobre el envío de 320 toneladas de ayuda mediante un puente aéreo en el que participarán 13 aviones y 24 helicópteros.

Bachelet habló en un aeropuerto de la fuerza Aérea, donde este  lunes despidió a los militares y poco después recibió a su colega brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

Hombres y mujeres entraban a los locales para robar mercaderías y huían antes de la llegada de policías. Bandas de veintenas de hombres atacaron también algunas gasolineras y robaron el dinero a los expendedores de gasolina.

El pillaje tenía lugar pese al sobrevuelo de helicópteros de la policía, los intentos de policías antimotines por detenerlos y la llegada de centenares de militares que entraron a la ciudad bajo el aplauso de los residentes que gritaban finalmente, finalmente! como una demostración de rechazo a los saqueadores.

Poco después, y por primera vez, surgió en el centro y en otros sectores de la ciudad un amplio y evidente despliegue de vigilancia militar.

Sin embargo, una turba de unos 30 individuos, saqueó también la municipalidad de la vecina comuna de Hualpén, destruyendo y robando computadores y otros artículos por lo que el alcalde Marcelo Alvarez,  pidió al gobierno que ponga mano dura de una vez por todas porque esto está descontrolado. Se han tomado la ciudad .

Un violento incendio estalló en el edificio de la tienda La Polar, una de las más grandes del país, causando una nube gigantesca de humo oscuro. Testigos dijeron a medios locales que el incendio fue provocado por los saqueadores.

Mientras tanto, los bomberos continuaban en busca de sobrevivientes en un edificio derrumbado de 15 pisos debido a que escucharon voces que indican la presencia de tres personas vivas.

Hicimos un triángulo de silencio y tratamos de entrar por la parte alta y un costado y logramos confirmación de dos golpes desde el interior, y además, una persona rompió un vidrio , dijo el comandante de bomberos Juan Carlos Subercaseux.

Agregó que perforaban dos pequeños orificios de dos a tres centímetros para obtener un contacto oral y visual con estas personas. Dijo que no puede calcular cuanto demorará el procedimiento porque se trata de una pared estructural de gran resistencia.

Hasta ahora, 25 personas han sido rescatadas con vida del edificio de 15 pisos, pero la cifra de muertos subió a nueve en la tarde luego que los socorristas retiraron otro cadáver desde otro lugar donde los bomberos intentan llegar hasta las personas atrapadas.

La cifra de muertos subió a 723, mientras que hay 19 personas confirmadas como desaparecidas, informó el lunes en Santiago la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi). Unas 500 mil residencias resultaron averiadas o destruidas por el terremoto de magnitud 8,8 que azotó a Chile el sábado.

La ministra de Educación, Mónica Jiménez, anunció en Santiago que, a partir del martes, se entregarán tres comidas diarias a una parte de los afectados. Vamos a entregar 2 mil 300 calorías diarias, estamos hablando de 80 mil  personas (por cada comida), y empezando la segunda etapa vamos a ser capaces de atender 600 mil . Agregó que los destinatarios de la entrega de comidas no serán solamente los niños, sino  toda la familia.

Los vecinos de Concepción se organizaron para defenderse de posibles saqueadores que merodeaban algunos sectores, según pudieron constatar reporteros de la AP en la zona, donde el comercio está cerrado y se carece de agua y luz.

En Pelluhue, Carlos Mesa esperó a que el suelo dejara de moverse para salir y arrancar en su automóvil antes que el tsunami se llevara su casa y 250 más tras el terremoto de 8,8 grados que asoló el centro-sur chileno.

Anduvo dos días en piyama hasta que rescató unos pantalones vaqueros de los escombros de su casa de concreto, de la que sólo quedan las cuatro paredes de un dormitorio, sin techo.

Mesa, que cumplió 47 años el mismo día del terremoto, dijo  que todavía no sabe cuántos son los muertos y desaparecidos.

El tsunami se llevó entre 200 y 300 casas, la mayoría de concreto. Ahora se puede observar lo que fue el segundo piso de una vivienda, a 200 metros de la playa de Pelluhue _400 kilómetros al sur de Santiago_, una de las localidades costeras más asoladas por el tsunami.

Las arenas negras de esta localidad de 8 mil  habitantes están cubiertas por escombros de viviendas, televisores, ropa, lavaplatos, peces muertos y gallinas aplastadas.

Mesa es profesor del liceo de Pelluhue y mostró  el internado de su escuela, en el que a partir del lunes debían dormir unos 720 alumnos. El mar inundó todo el primer piso y dañó las computadoras portátiles que el gobierno entregó a las escuelas más necesitadas.

Ronaldo González, un habitante de la localidad, dijo a la AP que la ola se levantó como una gran pared de entre 10 y 15 metros de altura y penetró unos 600 a 800 metros, asolando la parte baja de Pelluhue. Dijo también que la parte del tsunami penetró por un río que atraviesa Pelluhue y avanzó más de dos kilómetros.

Mesa consideró imposible saber cuántos fueron los muertos y desaparecidos, porque en esta localidad y en la aledaña Curanipe había dos campamentos con centenares de personas que disfrutaban el penúltimo día de las vacaciones veraniegas.

Dijo que el domingo encontraron el cuerpo de una mujer debajo de unos escombros, pero no saben quién es porque no residía en esta localidad. El presume que estaba veraneando en uno de los campamentos.

González agregó que también encontraron el cuerpo de un niño de unos 7 años, así como el de un hombre, los recogieron y dejaron en la calle tapados con plástico. Tampoco los conocen.

Mesa se quejó de que Pelluhue es una de las localidades menos visitadas por las autoridades que distribuyen ayuda. Tres días después del terremoto, siguen sin agua y luz. Los pocos comercios que quedaron en pie están cerrados.

El profesor añadió que no queremos que nos regalen nada, queremos que abran el comercio para comprar lo más necesario .

Mesa dijo que la Armada chilena se equivocó al no alertar sobre la inminencia de un tsunami. Se habría podido salvar mucha gente, si la Armada los hubiera alertado para que huyeran , afirmó.

Tanto en Talca, como en Curicó, Curanipe y San Javier, las iglesias son muy antiguas y están muy dañadas, por lo que es un riesgo velar a las personas allí. En Curanipe la iglesia la están usando como morgue.

En ninguno de los pueblos costeros hay dinero en efectivo y ningún comercio acepta tarjetas de crédito. La gente se queda incomunicada porque las baterías de celulares se han agotado.

En Constitución, a 360 kilómetros al sur de Santiago, el tsunami llegó hasta la plaza de armas, matando a muchas personas que estaban reunidas celebrando una fiesta local. Muchas personas vieron cómo las aguas arrasaban automóviles con luces encendidas, lo que los hace presumir que tenían personas dentro.

En Cauquenes, 40 kilómetros al norte de Pelluhue, la situación no es mejor. El terremoto afectó alrededor del 40 por ciento de las casas, que son de adobe, y las tejas en el techo de casi todas ellas.

Marco Hernández, un residente, dijo que su abuelo murió aplastado por una pared y lamentó el no poder velarlo. La morgue local no tiene electricidad y agua, por lo que los cadáveres deben ser sepultados rápidamente.

Frente a dos funerarias, la AP vio una fila de personas esperando para comprar un féretro y otra fila en la puerta del cementerio.

En San Javier, a 274 kilómetros al sur de Santiago, como en el resto de las zonas afectadas, las personas disputan por conseguir combustible. Había filas de autos de hasta tres kilómetros para repostar y sólo por 20 dólares como máximo.

Rita Hernández, una habitante del lugar, dijo que los dueños de los pocos comercios abiertos están vendiendo un paquete de velas a mil 500 pesos, cuando normalmente valen 500 pesos. El litro de aceite lo venden a tres mil  pesos cuando suele venderse en mil.

también te puede interesar