Internacionales

Asunción de José Mujica fue fiesta del pueblo uruguayo

Desde el Río Bravo a Las Malvinas vive una sola nación, afirmó

Uruguay
Asunción de José Mujica fue fiesta del pueblo uruguayo. | Reuters

Redacción Central |

Desde el Río Bravo a Las Malvinas vive una sola nación, afirmó
» Hillary Clinton fue a Uruguay e ignoró a los periodistas uruguayos

La asunción hoy de José Mujica como presidente de Uruguay estuvo marcada por el contagioso fervor y entusiasmo conque los montevideanos festejaron la trasmisión de mando para la segunda administración consecutiva del Frente Amplio.

Mujica acudió primero al Palacio Legislativo donde la senadora Lucía Topolansky, su propia esposa, en su condición de presidenta de la Asamblea General, le tomó juramento al frente de la jefatura de Estado, al igual que al vicepresidente Danilo Astori.

Posteriormente, Mujica y Astori se trasladaron a la Plaza Independencia a bordo de un vehículo que recorrió un trayecto de 2,5 kilómetros por las Avenidas Libertador y 18 Julio, totalmente colmadas de público a ambos lados.

Uruguay, Uruguay , El pueblo unido jamás será vencido , Esto es histórico y Confiamos en el Pepe , fueron algunas de las numerosas expresiones populares que acompañaron el recorrido de ambos dirigentes.

A la altura de la intersección de Rio Negro y 18 de Julio, cinco cuadras antes de la plazoleta, Mujica y Astori descendieron del vehículo para andar el tramo que restaba, lo que motivó una explosión de alegría y saludos de la población.

Protegidos por un cordón humano de frenteamplistas , arribaron al sitio donde reposan los restos del prócer José Artigas, que estaba colmado de banderas uruguayas y de las tres franjas, roja, azul y blanca, de la coalición de izquierda.

Mujica señaló que Uruguay atraviesa en la actualidad una etapa de mayor madurez y llamó a pasar a un período nuevo en las relaciones entre las distintas fuerzas políticas.

Consideró que los temas de Estado deben ser  selectos en aquellos asuntos -dijo- donde se juega el destino de la sociedad uruguaya.

Citó a la educación, ya que allí se anticipa el rostro de la sociedad que vendrá, la matriz energética, las estrategias sobre el medio ambiente y  la seguridad ciudadana como los cuatro ejes de las temáticas estaduales.

Alertó sobre el narcotráfico internacional y a pesar de que somos una sociedad relativamente tranquila en el contexto de este continente  dijo que ” lo peor que podemos hacer es subestimar la amenaza” .

Mujica señaló que en esta nación queda un dos por ciento de indigencia e insistió en terminar con esa vergüenza nacional y en reducir la pobreza que afecta a uno de cada cinco uruguayos.

 Desde el rio Bravo a Las Malvinas vive una sola nación. la nación latinoamericano,  enfatizó. Agradeció la presencia de las delegaciones extranjeras las cuales, dijo, tienen un significado intenso y político. Estamos honrados por su presencia, contentos y hasta conmovidos , significo.

Este gobierno que empieza, no lo ganamos, lo heredamos. Es producto del éxito por el gobierno del Frente Amplio encabezado por Tabaré Vázquez , expresó.

Prometió un estricto manejo de la economía y un férreo control del sistema bancario, vital para Uruguay, una nación de 3,3 millones de habitantes que vive de la agricultura, la ganadería, el turismo y la inversión de no residentes.

“Una macroeconomía prolija es un prerrequisito para todo lo demás  Vamos a ser ortodoxos en la macroeconomía y lo vamos a compensar siendo innovadores y atrevidos en otros aspectos”, dijo Mujica.

Con el estilo campechano que lo caracteriza, Mujica apuntó que pasó la mañana previa a su asunción “tomando unos mates con la vieja”, en alusión a su esposa, la ex guerrillera y senadora Lucía Topolansky.

Pero, al hablar de  los retos que deberá enfrentar como presidente, señaló que “hoy son todas mieles. Hoy es el cielo, mañana empieza el purgatorio”.

Seremos serios en los gastos, en la política fiscal, en la política monetaria, seremos más que serios, seremos perros en la vigilancia del sistema financiero”, agregó el nuevo presidente quien lucía un traje oscuro y camisa blanca, sin corbata.

Abogó por mejorar la formación de los jóvenes, con “masificación de escuelas de tiempo completo y fortalecimiento de la universidad del trabajo”.

Además, Mujica dijo que profundizará el Plan Ceibal, de entrega de una computadora por niño y por maestro, instaurado por Vázquez

“Queremos transformaciones y avances de verdad”, algo que solo se puede conseguir con “una civilizada convivencia política” y “no vamos a ahorrar ningún esfuerzo para lograrla”, advirtió.

A la toma de posesión del nuevo mandatario uruguayo asistieron los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela, Rafael Correa, de Ecuador, Evo Morales, de Bolivia, Fernando Lugo, de Paraguay, Alvaro Uribe, de Colombia, el príncipe Felipe de Borbón, de España y la Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

también te puede interesar