Participan 26 Jefes de Estado o Gobierno en Cumbre de Río

En agenda creación de organización regional sin EE.UU. y Canadá

Evo Morales
Participan 26 Jefes de Estado o Gobierno en Cumbre de Río. Reuters

En agenda creación de organización regional sin EE.UU. y Canadá
» Cancilleres debaten declaración final de Cumbre del Grupo de Río

Delegados de 32 países, de ellos 26 Jefes de Estado o de Gobierno participan desde este lunes en la reunión de la Cumbre de Río en Cancún con una agenda en la cual resalta la propuesta de creación de una organización regional sin la presencia de Estados Unidos y Canadá.

La reconstrucción de Haití, la situación en Honduras a consecuencia del golpe de Estado del pasado mes de junio, el bloqueo estadounidense a Cuba y la tensión provocada en el Atlántico Sur por la decisión de Gran Bretaña de emprender la explotación de yacimientos petrolíferos en Las Malvinas, son otros de los temas más trascendentes de la cita.

El documento que concreta la creación de la nueva organización de América Latina y el Caribe fue puesto a punto el fin de semana por los cancilleres que sostuvieron sendas reuniones de trabajo en la zona costera de la riviera Maya, cerca al balneario de Cancún.

La canciller mexicana Patricia Espinosa dijo a la AFP que aspira a que de esta cumbre, la vigésimo primera del Grupo de Río, salga el proyecto de una nueva organización que unifique la voz de la región en los foros internacionales.

Pretendemos “lograr que sea identificada como la entidad interlocutora con otras regiones y grupos de países”, apuntó.

El presidente venezolano Hugo Chávez antes de viajar a Cancún,  se pronunció por  concretarla  subrayando que se trata de una “propuesta para desprendernos definitivamente del coloniaje que Estados Unidos puso a este continente”.

Sería “un instrumento para que Latinoamérica se libere del imperialismo norteamericano”, afirmó el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien este domingo comenzó una visita oficial a la capital mexicana antes de viajar a Cancún.

Semanas atrás, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, también se mostró partidario de ese instrumento unitario de la voz de las naciones latinoamericanas y caribeñas

El gran ausente será Porfirio Lobo, presidente de Honduras, cuyo gobierno, como señalara el comandante Daniel, está montado sobre bayonetas, en alusión a que fue electo con el apoyo de quienes protagonizaron un golpe de Estado y sacaron a la fuerza del poder al presidente constitucional, Manuel Zelaya.

Zelaya anunció que enviará un mensaje al cónclave reclamando adoptar medidas más fuertes para evitar que se repitan los golpes de estado.

“Es necesario dotar de dientes y colmillos a la comunidad internacional y trabajar en el blindaje de la democracia para que esta situación no vuelva a ocurrir”, dijo Zelaya desde Santo Domingo en donde permanece  desde el 27 de enero.

En la riviera Maya, los mandatarios de la región escucharan un balance de la grave situación en Haití tras el terremoto de boca del presidente de ese Estado caribeño,  René Preval..

Preval participó este domingo, también cerca de Cancún, de la primera reunión de jefes de Estado o de gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom), reunida  para afinar la colaboración regional hacia su país.

Los presidentes electos de Chile, Sebastián Piñera y de Costa Rica, Laura Chinchilla, próximos a asumir funciones, asistirán como invitados especiales.

Piñera fue invitado por la socialista Michelle Bachelet que en la reunión recibirá, a nombre de su país, la Secretaria pro tempore del Grupo de Río en su calidad de anfitrión de la próxima cumbre en 2012.

El primer presidente en arribar a la reunión fue el paraguayo Fernando Lugo, que llegó la tarde del sábado a Cancún.

La propuesta para el nuevo mecanismo regional aprobada por los cancilleres, según las agencias internacionales de noticias, señala que iniciaría sus trabajos en julio del 2011.

“Esta discusión está ya avanzada y solamente los presidentes tendrían que tomar una decisión sobre el texto”, dijo el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.

La importancia del nuevo mecanismo, que comenzaría a gestarse en la cumbre , es que se tendría un “diálogo político al más alto nivel”, que podrá girar en torno a “temas que tengan que ver con la defensa y con el comercio”, entre otros asuntos, añadió el canciller.

El futuro organismo regional se pondría en marcha en julio de 2011 en Caracas, pero antes de esa fecha los jefes de Estado y de Gobierno de la región tienen que terminar de consensuar varios temas, como el nombre, la organización interna, las eventuales cuotas, entre otras cosas y en la Cumbre  habrá de tomarse por lo pronto la “decisión política”, dijo.

Los mecanismos regionales hasta ahora existentes “son experiencias relativamente parciales”, consideró el canciller ecuatoriano.