Internacionales

Alexander Haig, un asesino, murió sin cumplir sus deseos

Quería bombardear a Cuba hasta “convertirla en un resingado parqueo” e impulsó la guerra sucia contra Nicaragua

Alexander Haig
Alexander Haig, un asesino, murió sin cumplir sus deseos. | Reuters

Redacción Central |

Quería bombardear a Cuba hasta “convertirla en un resingado parqueo” e impulsó la guerra sucia contra Nicaragua

El ex secretario de Estado Alexander Haig murió  a los 85 años en el Hospital Johns Hopkins, en Baltimore (Maryland), víctima de una infección generalizada, anunció The Washington Times.

Fue el jefe de la diplomacia de la administración de Ronald Reagan (1981-1989). Según la biografía oficial de este mandatario -President Reagan: The Role of a Lifetime-, escrita por Lou Cannon y publicada originalmente en 1991, Haig dijo a su jefe en la Casa Blanca refiriéndose a Cuba: “Give me the word and I will turn that island into a fucking parking lot”, un clásico de la “diplomacia” norteamericana que se traduce como: “Déme la orden y convertimos a esa Isla en un resingado parqueo”.

Haig impulsó las primeras acciones encubiertas contra el gobierno sandinista de Nicaragua, las guerrillas de Guatemala y el Frente Farabundo Martí de El Salvador.

Según la agencia ANSA, el presidente norteamericano Barack Obama declaró que Haig había sido “un gran norteamericano” y llevó adelante “una remarcable carrera militar”.

Los delirantes sueños asesinos de este hombre, al cual Obama califica ahora de gran estadounidense, no pudieron cumplirse, Cuba existe, el Frente Sandinista de Liberación Nacional es gobierno en Nicaragua y el Frente Farabundo Martì para la Liberación Nacional ganó las elecciones en El Salvador.

“Hoy lamentamos la muerte de un gran estadounidense que sirvió al país con distinción”, expresó el presidente Obama en comunicado emitido por la Casa Blanca, que añade: Haig “ejemplificó nuestra mejor tradición de los guerreros-diplomáticos que dedicaron sus vidas al servicio público”, añadió.

Formó parte de tres administraciones republicanas en Estados Unidos durante las presidencias de Richard Nixon (1969-1974), Gerald Ford (1974-1977) y Ronald Reagan.

Tras la dimisión de Nixon en 1974 continuó junto a Ford, aunque por breve tiempo, pues pasó al ejército como comandante de la OTAN en Europa hasta 1979. Luego, durante el gobierno de Reagan, el general de cuatro estrellas volvió a la Casa Blanca al frente del Departamento de Estado entre enero de 1981 y julio de 1982.

Como Adjunto al Consejero de Seguridad Nacional (1970-1973) defendió bombardeos masivos contra Camboya y Vietnam  También se opuso posteriormente a la decisión del presidente James Carter de cancelar la bomba de neutrones.

En una entrevista publicada en 2007 por el diario Clarín, de Argentina, expresó respecto al conflicto de las Malvinas: “Dejé en claro que si había guerra, Estados Unidos estaría con Gran Bretaña”.

El ex jefe de la diplomacia estadounidense intentó sin éxito conseguir en 1988 ser el candidato a la presidencia del país por el Partido Republicano. Alexander Haig nació el 2 de diciembre de 1924 en Filadelfia.

Los delirantes sueños asesinos de este hombre, al cual Obama califica ahora de gran estadounidense, no pudieron cumplirse, Cuba existe, el Frente Sandinista de Liberación Nacional es gobierno en Nicaragua y el Frente Farabundo Martì para la Liberación Nacional ganó las elecciones en El Salvador.

también te puede interesar