Internacionales

Este es el “asesor legal” de quienes se llevaban los niños de Haití

Jorge Torres Cuello tiene largo historial delictivo y está acusado de forzar a la prostitución a niños nicaragüenses y dominicanos en El Salvador

Haití
Este es el "asesor legal" de quienes se llevaban los niños de Haití. | AP

Redacción Central |

Jorge Torres Cuello tiene largo historial delictivo y está acusado de forzar a la prostitución a niños nicaragüenses y dominicanos en El Salvador

El llamado asesor legal del grupo de misioneros que pretendía sacar ilegalmente de Haití a 33 niños de ese país es Jorge Aníbal Torres Puello, principal sospechoso de dirigir una banda de prostitución infantil en El Salvador que forzaba a participar a infantes reclutados en Nicaragua, República Dominicana y El Salvador.

Las informaciones difundidas por agencias de noticias internacionales, el portal del Miami Herald y el diario The New York Times, señalan que el individuo, además, ejerce como abogado sin tener título para ello, estuvo en la cárcel en Estados Unidos, aparece como fugitivo de un cuerpo armado de ese paìs y su mujer quedó arrestada en El Salvador bajo el cargo de prostituir menores.

La madre y el padrastro de Jorge Aníbal Torres Puello dijeron a The Miami Herald en una entrevista el sábado que el fugitivo buscado por la policía salvadoreña era su hijo, quien ha estado dando asesoría legal a los  estadounidenses detenidos en Puerto Príncipe.

Aunque su esposa fue declarada culpable en el caso, Torres Puello salió del país –buscado por la policía salvadoreña– antes de terminar en Haití.

Usando fotografías y huellas digitales, la policía dijo que estaba cerca de confirmar que Torres Puello es la misma persona buscada por la justicia desde el año pasado por dirigir una red de prostitución que reclutaba a menores en Nicaragua, República Dominicana y El Salvador.

En la entrevista con el Miami Herald, la madre de Torres Puello confirmó que la esposa de su hijo — Ana Josefa Galvarina Ramírez Orellana– había sido declarada culpable en el caso y estaba en prisión en El Salvador.

La policía desmanteló la organización el año pasado después de que tres menores de 14, 15 y 16 años de edad, escaparon de una casa en El Salvador y acudieron a las autoridades a denunciar que habían sido obligadas a posar desnudas para promover la empresa.   Torres Puello logró salir del país pero su esposa fue arrestada.

Su madre dijo que la mayor parte de su vida adulta, Torres Puello se la ha pasado viviendo en diferentes lugares –incluyendo a Miami en los 90– y algunas veces se ha metido en problemas.

Nacido en Yonkers, Nueva York, fue criad por su abuela en Santo Domingo, pero comenzó a cambiar de domicilio tras mudarse a Miami en su adolescencia.

Después de  establecerse en Miami-Dade comenzó a salir con una bailarina exótica que era 10 años mayor que él, lo que creó tensiones con su madre, dice el Herald.

Durante una pelea, abandonó la casa de sus padres y para 1995 se casó con su primera esposa, Valerie Sara Ramos Velásquez, de acuerdo con registros públicos.

En algún momento se unió al Ejército de Estados Unidos, dijo su madre mientras mostraba a los periodistas  una fotografía de Torres Puello vistiendo uniforme militar y posando junto a un tanque.

Los registros judiciales muestran que fue arrestado en noviembre de 1999 por llevar una identificación falsa, pero no está claro si compareció en corte. Cuando su fianza fue revocada, se emitió una orden de arresto.

Su madre dijo que desconocía las acusaciones de Miami, pero dijo que su hijo estuvo en prisión en Estados Unidos, aunque no en Florida.

Los registros públicos muestran también que una persona con el mismo nombre y fecha de nacimiento es considerada como un fugitivo y buscada por el U.S. Marshals Service.

Un presunto abogado sin título que lo respalde, Torres Puello había tenido otros encontronazos con la justicia, incluyendo una acusación en Miami en 1999 por posesión de documentos falsos, según registros judiciales. Su fianza fue revocada más tarde y se emitió una orden de arresto en su contra.

Las revelaciones representan un elemento más en el drama que rodea a los estadounidenses  de Idaho, que han permanecido presos por tratar de sacar a 33 niños de Haití sin contar con los permisos requeridos, tras el sismo que devastó Puerto Príncipe el 12 de enero.

No está claro cómo fue que Torres Puello, se involucró con la Iglesia Bautista de Central Valley, o cuándo se reunió con la controvertida líder del grupo, Laura Silsby.

Para el 2005 se divorció de su primera esposa, indican los registros, y eventualmente volvió a casarse con Ramírez –quien ya tenía varios hijos–, vivió en Puerto Rico y posiblemente en Canadá antes de regresar a Santo Domingo hace algunos años y comprar una casa con piscina.

Su madre dijo que vivió en El Salvador hace “algunos largos meses , cuando Torres Puello llamó a su madre desde Guatemala.

“Me dijo ‘Mami estoy en problemas. Por favor envíame un boleto de regreso a casa , señaló. La pareja no tenía dinero y tuvo que obtener un préstamo para pagar el boleto de avión.

Desde entonces, Torres Puello aparentemente ha trabajado como consultor legal, aunque sus padres y un primo dicen que no es un abogado con licencia.

Una portavoz de la Universidad del Caribe en Santo Domingo, donde según su madre había tomado algunos cursos de derecho, dijo que Torres Puello se había inscrito dos veces, en el 2000 y en el 2007, pero que o se retiró o nunca se presentó a clases.

En su correo de voz, Torres Puello se describe a sí mismo, en inglés, como abogado.

Aunque Torres Puello les ha dicho recientemente a los reporteros que se convirtió al judaísmo y que es presidente de la comunidad sefardita judía en República Dominicana, varios líderes judíos dijeron que nunca habían oído hablar de él.

“No conozco a ningún judío con ese nombre , dijo el rabino Shimon Pelman, director de Chabad Lubavitch en República Dominicana. “La única comunidad de judíos en República Dominicana es la comunidad chabad comunity o la comunidad del Centro Israelita. Yo conozco a todo el mundo y él no existe .

En una entrevista con The New York Times, Torres Puello negó cualquier relación con el fugitivo salvadoreño, diciendo: “No tengo nada que ver con El Salvador .

Durante las últimas dos semanas, el grupo de la iglesia de EEUU se ha visto bajo escrutinio por eludir las leyes haitianas para tratar de llevarse a los niños tras el terremoto que devastó la capital el 12 de enero. En vísperas de su arresto, los miembros de la iglesia bautista Central Valley Baptist dijeron que su líder, Laura Silsby, los engañó sobre la legitimidad de su misión en Haití.

Jorge Torres  Puello, al parecer está violando la ley dominicana por no registrarse ante la barra de abogados dominicana y no obtener una licencia, señaló José Parra, vicepresidente de la Asociación Dominicana de Abogados.

Parra dijo que su organización aún estaba investigando la situación y podría presentar una queja ante el Departamento de Justicia, para iniciarle un proceso judicial.

Puello rechazó hacer comentarios al respecto durante una breve entrevista telefónica, diciendo que estaría ocupado en la corte representando a una compañía de Estados Unidos que busca es establecer un negocio en la República Dominicana. No pudo ser localizado en la corte y no respondió llamadas telefónicas posteriores.

El sitio en internet de Puello Consulting dice que el despacho ha ofrecido “servicios legales completos” a negocios en República Dominicana y otros países desde el 2005. El sitio fue inhabilitado el viernes por razones desconocidas.

El New York Times también reportò que las autoridades en El Salvador están investigando si Puello es un hombre sospechoso de encabezar una banda de traficantes en ese país, que involucra a mujeres y niñas de Centroamérica y el Caribe.

Los 10 estadounidenses arrestados pasaron el fin de semana en la cárcel pese a que un juez recomendó su liberación provisional.

El fiscal que recibió el caso  dijo a la AP que responderá al juez la semana próxima. Todas las oficinas públicas cerraron el viernes, al cumplirse un mes del terremoto, fecha que ha sido proclamada día de duelo nacional.

La recomendación del juez Bernard Saint-Vil fue la mejor noticia que tuvieron los detenidos en las dos semanas que han pasado en la cárcel.

Saint-Vil tiene la decisión final, pero el procurador general Josephe Mannes Louis puede plantear objeciones. El juez dijo a la AP  que aceptaba una solicitud de los abogados defensores de dejar a los estadounidenses en libertad mientras continúa la investigación.

también te puede interesar