Internacionales

Buques de Guerra de EE.UU. amenazan con detener a los haitianos que intentan salir

(Por Eva Golinger) Una operación de emergencia diseñada por Estados Unidos tiene como objetivo llevar a la tristemente célebre prisión de la base de Guantánamo a los haitianos que intenten salir de su destruido país |

Muelle de Puerto Príncipe
Miles de haitianos esperan en el principal muelle de Puerto Príncipe para que alguna embarcación los saque de la isla. | La Jornada

Redacción Central |

(Por Eva Golinger)  Una operación de emergencia diseñada por Estados Unidos  tiene como objetivo llevar a la tristemente célebre prisión de la base de Guantánamo a los haitianos que intenten salir de su destruido país
» Más informaciones | Fotos

Funcionarios estadounidenses han diseñado planes de emergencia para controlar una migración masiva de Haiti y se  están preparando para colocar a los haitianos que insisten en salir de su país en el polémico centro de detención en la base naval de EEUU en Guantánamo, Cuba, según reporta El Telégrafo de Inglaterra.

La operación aérea, marítima y de tierra, llamada “Sentry Vigilante”, fue lanzada oficialmente este martes por el Pentágono y el Departamento de Estado, bajo la supervisión de la Secretaria de Estado Hillary Clinton, presente  en Haití.

El portaaviones USS Carl Vinson, junto con una flota de buques militares estadounidenses, están preparados para interceptar a los haitianos que intenten salir de su país con destino a Miami. “Nuestro objetivo es interceptarlos en  alta mar y repatriarlos”, explicó el Comandante de la Costa Guardia de EEUU, Christopher O¹Neill.

El embajador de EEUU en el país afectado comparó  la situación en Haití con la destrucción luego de caer una bomba atómica. “Es lo mismo que si hubiera explotado una bomba atómica,” dijo el embajador Kenneth Merten, estimando que, por lo menos.  han muerto 200 mil personas a causa del terremoto de la semana pasada.

El embajador de Haití en Washington, Raymond Joseph, forzadamente grabó un mensaje en creole a sus compatriotas, alertándolos a no salir del país. “Si crees que llegarías a EEUU y todas las puertas estarían abiertas, eso no es el caso,” dijo. “Ellos te interceptarán en el agua y te volverán de regreso”

Como respuesta a la cruel posición de Washington frente a la desesperación de muchos haitianos, el presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, ofreció a los haitianos, descendientes de esclavos africanos, la oportunidad de repatriarse a “la tierra de sus ancestros”, y hasta  terrenos en el país africano.

“Africa debe ofrecer a los haitianos la posibilidad de volver a su madre tierra. Es su derecho,” declaró el presidente Wade.

El Departamento de Seguridad Interior de EEUU dijo que había vaciado un centro de detención en el Sur del estado de La  Florida y también en Guantánamo, en preparación para recibir a los haitianos.

En declaraciones cínicas, la Secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, alertó a los haitianos que “no deben distraernos de nuestros esfuerzos de rescate y asistencia con sus intentos de salir del país”.

Miles de haitianos están buscando como salir de la capital, Puerto Principe, destruida por el terremoto. Los precios de la comida y el transporte han subido y la violencia en la calle está creciendo”, declaró el Comité Internacional de la Cruz Roja.

El músico haitiano-estadounidense, Wyclef Jean, hizo un llamado a la comunidad internacional para ayudar con la evacuación de la capital. “Puerto Principe es una morga” dijo. “Tenemos que migrar por lo menos a 2 millones de haitianos.”

La comunidad internacional ha estado manifestando sus preocupaciones sobre la militarización de Haití por Estados Unidos luego de la llegada de miles de tropas estadounidenses y buques de guerra en los alrededores del país. El jefe del estado mayor conjunto del Pentágono, Almirante Mike Mullen, declaró el domingo que están enviando 10 mil tropas a Haití, “y posiblemente más”.

Las preocupaciones sobre las intenciones de Washington en Haití crecieron durante el pasado  fin de semana cuando el Presidente Obama anunció que los ex presidentes Bill Clinton y George W. Bush iban a liderar los esfuerzos de ayuda humanitaria en Haití. Bush encabezó y financió un golpe de Estado en Haití contra el Presidente Jean Bertrand Aristide en 2004, resultando en la muerte de cientos de haitianos y una crisis política, social y económica que profundizó la miseria en el país más pobre del hemisferio.

En América Latina, la presencia militar estadounidense no ha significando otra cosa sino injerencia, invasión y guerra.

también te puede interesar