Internacionales

ONU: El 20 por ciento de la población mundial NO tiene agua potable

De no revertirse este panorama, en el año 2025, las muertes y las enfermedades ocasionadas por la escasez y la contaminación del agua podrían adquirir dimensiones trágicas

Agua
ONU: El 20 por ciento de la población mundial NO tiene agua potable. | internet

Redacción Central |

De no revertirse este panorama, en el año 2025, las muertes y las enfermedades ocasionadas por la escasez y la contaminación del agua podrían adquirir dimensiones trágicas

Un informe de  la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que, en la actualidad, de los 6 mil 250 millones de habitantes, mil  100 millones,  -el 20 por ciento de la población mundial- no tienen acceso al agua potable y 2 mil 400 millones carecen de un saneamiento adecuado.

Las cifras involucran en valores aproximados al 40 por ciento de la población mundial. Las páginas más negras del informe dan cuenta de que cinco millones de personas -la mayoría, niños- mueren cada año por beber agua contaminada.

El mismo informe advierte que, de no revertirse este panorama, en el año 2025, las muertes y las enfermedades ocasionadas por la escasez y la contaminación del agua podrían adquirir dimensiones trágicas.

La escasez del agua dulce a nivel mundial es un problema de dramática prioridad,. Representa un porcentaje limitadísimo en relación con el total de agua en el planeta: sólo el 3 por ciento, del cual menos del 1 por ciento es accesible, dado que el resto se encuentra congelada en los glaciares o a grandes profundidades, como es el caso de los acuíferos. El 97 por ciento restante es agua salada, no apropiada para la mayor parte de las actividades humanas.

A pesar de que el ciclo del agua es continuo y perpetuo, la explosión demográfica hace que cada vez se necesité más. Las principales causas que agravan la situación son el derroche indiscriminado de agua potable y la falta de herramientas legales para sancionar; el déficit de servicios básicos de abastecimiento y saneamiento, la degradación y contaminación de los cursos de agua superficiales,’tanto por la descarga de efluentes urbanos como industriales; el manejo inadecuado de’ las cuencas hidrográficas; la deforestación indiscriminada de vastas zonas geográficas y daños causados por la falta de regulación del uso del suelo ante inundaciones.

Un estadounidense consume más de 800 litros de agua por día. En la fabricación de un automóvil se utilizan 400 mil  litros. En los hogares de Canadá, Francia o Alemania, todo inodoro utiliza 18 litros cada vez que se tira de la cadena. La producción de una tonelada de granos en un terreno poco indicado para su cultivo, como los campos de Arabia Saudita, pide tres mil  toneladas de agua, tres veces más de lo que se considera normal, según las estadísticas divulgadas.

también te puede interesar